Como escoger el saco de invierno para el capazo

Blog0 comentarios

Llega el frío y ¡pronto nacerá nuestro sobrinito! Cuando nace un bebé en otoño o invierno hay que tener en cuenta que no solo hará falta el carrito para llevarlo, sino que también necesitará ir bien abrigado dentro del capazo. Por eso hoy os quiero hablar de los sacos de capazo para el invierno que hay, y como elegirlo. Pero en primer lugar, un breve resumen sobre el tema carritos:

  1. Se recomienda llevar al bebé en capazo hasta los 6 meses. La realidad es que pocos aguantan en el capazo hasta los 6 meses porque enseguida les gusta mirar. Pero los primeros meses es como mejor están y como se deben llevar.
  2. No se recomienda llevar de paseo a los bebés en grupos 0 de coche.
  3. Existen capazos rígidos y capazos blandos. Los blandos se adaptan a cualquier carrito cuya silla se recline totalmente.

Los ejemplos de sacos de invierno que os voy a mostrar son de la web www.bambooropainfantil.com, que tiene buena variedad de sacos, y ¡¡algunos rebajados!!

Sacos de invierno para el capazo del carrito del bebé:

Con capucha

Si el bebé ha nacido en los meses más frío, yo escogería un saco de capazo de invierno que tenga capucha. No es que sea una capucha que sustituya a un gorrito, pero es cierto que si el saco lleva capucha, protege mucho más cuando el bebé es más pequeño

Con abertura

Hay sacos de capazo de invierno que tienen dos piezas: la base y el cobertor (en la imagen de abajo, el de la izda). Llevan cremalleras a los lados o botones. Para mi gusto, son más cómodos los que se abren en medio. En un momento dado, se les puede abrir un poco o mucho. También sirven de manta en caso de que tengas que sacar al bebé del capazo. Si ya tienen capucha y se abren por el medio, para mí, ideales:

Saco para el capazo y para la silla 2×1

En el caso de que vuestro bebé nazca a finales de invierno, y enseguida puede que dejéis de usar el saco del capazo, podéis comprar directamente un saco que luego se adapte a la silla de paseo, de manera que si con 3 meses, por ejemplo, pasáis al bebé a la silla, podáis agarrar bien el saco a la sillita de paseo. Tened en cuenta que este saco servirá para cuando el bebé sea pequeño, porque cuando crezca y se siente en la silla, este tipo de capazo no le cubrirá el cuerpito entero.

Saco de capazo de invierno o de entretiempo

Hay sacos que abrigan mucho, y otros que son más ligeros. Si está cerca el  buen tiempo, siempre habrá ratos de frío, las mañanas, las noches, o un día malo, así que aunque nazca en primavera, un saco de entretiempo puede ir de maravilla. Cuando nace en verano, nada, una sabanita o una muselina, y ya en invierno buscaréis un saco para la silla directamente.

Con mis tres hijos, he usado un montón de sacos: uno de invierno con capucha, otro de los que hacen función 2×1, otro de invierno para la silla y otro de entretiempo. Al final le das mucho uso a todos. Es una buena idea de regalo para cuando nace un bebé, apuntarlo en vuestra lista de nacimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info