Mi experiencia: Llevar invisalign estando embarazada. ¿Es compatible? ¿Es cómodo?

BlogEmbarazoMaternidad0 comentarios

Fue justo tras nacer mi segundo hijo cuando me hablaron de Invisalign pero no me lo puse entonces y esperé un tiempo más. Justo 7 meses después de ponerme la ortodoncia invisible Invisalign me quedé de nuevo embarazada de mi tercer hijo. Por lo tanto durante todo mi tercer embarazo he llevado invisalign y quería contaros que tal va la experiencia por dos motivos:

  • Por el mito de que las embarazadas no pueden ir al dentista
  • Por el hecho de que el cuerpo de la mujer cambia durante el embarazo, incluidos los dientes.
Así estaban mis dientes al principio, aunque en la foto no se ve el apiñamiento inferior

Cuando empecé con Invisalign

Empecé con esta ortodoncia invisible a final de noviembre de 2017, y es una pasada, durante los primeros meses se nota muchísimo el cambio, la evolución. He de decir que he cumplido horarios y consejos de la dentista al pie de la letra, y eso hace que los resultados sean mejor. Mi primera fase de tratamiento tenía 22 férulas, que al principio cambiaba cada 15 días, y después cada 10 días. Por lo tanto terminé esta primera fase en julio de 2018, embarazada de casi 3 meses.

Os conté sobre el tema en este post donde os explicaba que es invisalign y en este que os mostré la evolución en los primeros 5 meses con invisalign.

Como se lleva Invisalign al principio del embarazo

Igual pensáis, que se lleva Invisalign igual estando embarazada o sin estarlo, pero no.

Al principio del embarazo aparecen los primeros síntomas del embarazo, que son unas semanas con malestar, mala gana, incluso vómitos, mareos… Aparece también la necesidad de comer más veces al día. Durante el primer mes y medio del embarazo (tiempo en el que aún no era consciente del embarazo), no tuve problema con Invisalign. Coincidió con nuestro viaje a Venecia con los niños, y llevé una rutina correcta con Invisalign.

Cuando empezaron las ganas de comer entre horas y algún mareo, reconozco que empecé a llevar menos horas las férulas. Porque me daba más pereza ponerlas-quitarlas-lavar dientes etc… para estar comiendo cada pocas horas. Pero aún así eso me supuso llevar las férulas alguna hora menos, pero nada exagerado.

Además me coincidió con que acabó la primera fase del tratamiento y me tenían que preparar las férulas nuevas de la segunda parte del tratamiento, y al coincidir en verano que tardan más en hacer y enviar las férulas, pasé el mes de julio y agosto poniéndome únicamente las férulas por las noches. Una maravilla, porque durante el día estaba muy mareada con bajones de tensión, y eso me hacía que cada muy poco fuera picando algo: frutos secos, fruta, etc.

Al cambiar las férulas ¡¡me quitaron los ataches!! Vamos, que estaba encantada, todo el verano sin acordarme de llevarme las férulas a todos lados y con la posibilidad de comer tranquilamente cuando me daban bajones de tensión por el embarazo.

Durante este trimestre del embarazo no noté cambios al ponerme las férulas de invisalign, no tenía ninguna molestia con ellas ni nada diferente respecto a antes del embarazo.

Como se lleva Invisalign en el segundo trimestre del embarazo

Coincidió que me pusieron los nuevos alineadores tras la eco de la semana 12, pero yo seguía con las mismas molestias del primer trimestre, mareos, tensión baja, necesidad de comer varias veces al día… Pero la verdad que volví a la rutina inicial, de ir siempre con el neceser, lavar dientes nada más comer y ponerme de nuevo las férulas. Ser constante y responsable cuando llevas un tratamiento de invisalign hace que veas los resultados mucho mejor, y eso es lo que quiero.

Cierto es que si antes llevaba invisalign 20 horas diarias, estando embarazada he bajado a llevar invisalign 15-17 horas. Mal por mi parte, pero es que hay días que no me da la vida o…no me apetece. Aún así la dentista me dice que mi evolución está siendo muy buena.

Os enseño la evolución del antes y después con Invisalign tras un año de uso:

Dientes en noviembre de 2017 y dientes en noviembre de 2018. Un año con invisalign

¿Cuándo terminaré mi tratamiento Invisalign?

Pues a este paso la segunda fase de Invisalign terminará justo a la vez que el embarazo, en enero de 2019, un año y 3 meses después de comenzar a llevar Invisalign. Si hay cosas que refinar, habrá una nueva tanda de férulas. Ya veis que los dientes de arriba están prácticamente bien, me explicaron que son más fáciles de mover que los de abajo. A los de abajo aún les queda un poquito, así que quizá sí haga falta otro refinamiento más.

Como veis llevar invisalign no es incompatible con estar embarazada, ni será incompatible con la lactancia. Lo único que llevar invisalign te compromete a ir al dentista casi una vez al mes, porque te van dando poco a poco las férulas y controlando que los movimientos de los dientes vayan según lo previsto.

Así que embarazadas o lactantes, ¡os podéis animar a poner Invisalign! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info