¡¡La caída de los primeros dientes ha llegado!!

BlogMaternidad1 comentarios

¿Qué ya se le va a caer su primer diente? ¿Yaaaa? Alucinada estaba. Así me quedé cuando descubrí que se le movía un diente de leche a mi hija con 5 años y 4 meses. Esto fue hace 5 meses ya.

Parece que esto de ser madre primeriza no se acaba cuando tu hijo cumple un año o cuando nace el segundo. Esto te dura para siempre porque van a apareciendo cosas nuevas como el tema de la caída de los dientes de leche. Si ya sufrimos cuando les salieron, ahora toca la segunda parte: se le van a mover, caer e incluso empiezan las revisiones en el dentista y la posibilidad de empezar con aparatos en los dientes.

Mamá, ¡¡que se me mueve un diente!!

¿Cuándo se caen los primeros dientes?

Cada niño lleva un ritmo, lo normal es entre los 5 y los 8 años. Así de amplio. Para que os hagáis una idea, mi hija va a 3 de infantil, y de su clase solo a 4 niños se les han caído dientes de leche, casi todo chicas casualmente.

6 años: el molar de los 6 años y primeras visitas al dentista

Además de mi desconocimiento de que ya empieza el tiempo de caerseles los dientes, ¡he descubierto que a los 6 años salen muelas! Y mi hija ya tiene la muela a la vista.

Además, en muchas comunidades autónomas, a partir de los 6 años hay revisiones gratuitas en dentistas afiliados a la red de la seguridad social, por lo que en breve nos tocará estrenarnos con las visitas al dentista. Llegó una carta, justo unos días después de que le viera la muela de los 6 años, del servicio aragonés de salud indicándonos que todos los niños que cumplen 6 años hasta los 14 años tienen las visitas gratuitas.

Esperaremos a junio, a ver si algún diente de leche se le ha caído más, y a que justo tenga los 6 años, a ver que nos dice el dentista, porque hay a un par de compañeras de su edad, que les ¡¡han puesto aparato en los dientes!! No sabía yo que de tan pequeños ya ponían.

Como se caen los dientes de leche a los niños

Pensaréis, pues se caen y punto, ¿no? Yo recuero que mi padre me quitó varios dientes, aunque alguno se cayó solo también. Os cuento como han sido hasta ahora las caídas de dientes por aquí.

Cuando se le empezó a mover el primer diente a mi hija ¡¡se le veía el nuevo diente por detrás!! y mucho además, estaba medio fuera, y el de leche no se había caído. Y claro, el nuevo le estaba saliendo como más adentro de la boca. Así que en una de mis visitas al dentista porque llevo invisaling, le pregunté si había que llevarla al dentista a sacárselo, o que pasaba, ¿por qué salía el diente tan dentro de la boca? Me dijo que era normal, y que luego la propia lengua va empujando el diente y colocándolo en la fila. Y oye, meses más tarde os diré que es así, de hecho parecía que no iba a caberle semejante diente, porque es más grande, y sí, le ha cabido y está en su sitio. Hay niños que por la forma de la boca sí les recomiendan que sea el dentista quien le quite el diente de leche cuando asoma el otro, pero no suele ser lo habitual, en todo caso, preguntad al pediatra o dentista.

El primer diente… Al principio se le movía el diente un poco, pero llegó un momento que el diente se podía tumbar horizontal, totalmente, y no se caía. Le impedía comer bien, nada de bocadillos, manzana… Pero era el primer diente y a ella le daba miedo que le pudiera doler, así que no dejaba que se lo tocásemos.

Una noche después de cenar, lavándose los dientes, ¡plas! el diente se cayó, lo cogió del lavabo y se puso super contenta, ¡¡no había dolido nada!! Y se había caído solito sin ayuda alguna. Esa noche, colocamos la puertita del ratón pérez en su habitación.

El segundo diente, se le cayó un mes después. Se le movía también muchísimo, pero desde hacía varios días, pero no acababa de soltarse, y ella estaba incómoda a tope. Justo estábamos pasando un finde de viaje con su primita, y ella le contó que le había quitado un diente su prima, cogiendo el diente con un papel (porque resbalan mucho con los dedos) y se lo había sacado.

Esa noche le pregunté y aceptó que lo intentásemos. Tras una mirada del papi diciéndome, “solo tendrás una oportunidad”, cogí el papel, agarré el diente, y sin fuerza alguna el diente salió, y de nuevo ¡¡sin dolor!! Y se lo había quitado yo! jaja que sensación más rara la de quitar un diente.

El último diente de leche que se le ha caído ha sido una pala de arriba. (dicen que se les caen en el mismo orden que les salieron, yo no me acuerdo del orden en que le salieron los dientes) Se le movía mucho pero no se le llegaba a tumbar como los dientes de abajo. Ella intentaba quitárselo con un papel, pero no salía, y esta vez no quería que yo intentase ayudarla. Paseando por la calle con el patinete y un cuaderno (tipo cromos), sin querer se dio con el cuaderno en la boca, y el diente cayó a la boca. Íbamos las dos por la calle y de repente me gritó “se me ha caído el diente”. A lo que la miré se lo sacó de la boca, super contenta, y…¡¡vaya agujero!!

El Ratoncito Pérez

Al comenzar 3 de infantil, el primer proyecto que hicieron en clase, fueron los dientes, y les contaron la “historia” del Ratón Pérez. Por lo tanto, como con los temas navideños, nosotros no le hemos explicado sobre la mentira de la existencia de un ratón que trae regalos sobre el Ratón Pérez, o el Hada de los Dientes que también está de moda, ella sola nos ha explicado el funcionamiento del asunto.

Sí, yo tenía preparada una puertecita del Ratón Pérez que me regalaron hace tiempo, y le hizo ilusión ponerla.

La mañana siguiente de la caída de su primer diente de leche, cuando vio que había un regalito (una moneda y boli de unicornio de Tiger – inciso: Tiger y Ale-hop son tiendas monísimas y baratas para comprarles un detalle en estas ocasiones-), lo primero que preguntó es “Mamá…¿lo has puesto tú?”. Yo me quedé muda. ¿Qué le iba a decir?. Así que como Bei de Tigriteando cuenta lo que hace en estas ocasiones, hice lo mismo y le respondí con otra pregunta “¿Tú que crees?”, y miré hacia la puerta, que ¡vaya casualidad! estaba un poco abierta. Así que mi hija hizo sus conjeturas, y entendió que el ratón había entrado por esa puerta, le había dejado un regalo y todo era alegría e ilusión.

 

¿Cómo fue la caída de los dientes de vuestros hijos?

Un comentario en “¡¡La caída de los primeros dientes ha llegado!!

  1. Planeando ser padres dice:

    Más de un mes lleva la mía con sus 2 primeros dientes que se le mueven, pero no se le caen. Vamos, yo juraría que se están volviendo a quedar fijos. Y está súper ansiosa con este tema porque es su clase hay niños que hace casi un año que viven con una falta importante de piezas. En fin, todo llegará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info