Miedos y preocupaciones típicas de una embarazada

BlogEmbarazo18 comentarios

Igual crees que eres la única embarazada con estas preocupaciones, rayadas, miedos… pero ¡no! He compartido el embarazo con muchas amigas en la misma situación, y ahora que voy por el segundo embarazo, he notado que tengo los mismos miedos e inseguridades que en el primero. Pero por lo menos sé que es normal, que todas pasamos por lo mismo, y que al final las cosas salen por si solas y el resultado es bueno.

10 miedos y preocupaciones típicas de una embarazada

embarazadas

Miedo a perderlo. Ya se sabe que los primeros meses son cruciales, y como no te hacen muchas revisiones si vas por la Seguridad Social, es algo que no paras de pensar. «A ver si estoy aquí tan contenta e ilusionada y falla algo». Tranquila, tu cuerpo es sabio seguro que si algo fuese mal te daría pistas. Una vez que pasas esos meses vuelves a tener miedo, ya lo notas, sus patadas, su hipo… y el día que se mueve menos, otra vez preocupada por que vaya mal y pueda pasarle algo. Importante: no busques por Internet, te acojona asusta para nada!

Miedo a que algo vaya mal. En principio el embarazo es ABC para los médicos, hoy esta prueba, mañana esta otra, visita al tocólogo, análisis… Pero en cuanto algo sale de esa rutina todo se altera y no ves el día de que te den los resultados de cada prueba. Además es habitual tener pérdidas, el flujo diferente, contracciones de braxton hicks, pero eso si eres primeriza no lo sabes, y cuando vez algo fuera de lo normal te pones en lo peor. ¡¡¡Calma!!!

Miedo a los resultados de los análisis del embarazo. Si sale un poco fuera de sitio un resultado, y  van y te lo dicen, acompañado por «no es importante», aún te dejan más preocupada. «¿Para que me has dicho nada entonces?», piensas. Ejemplo que me dijeron: «la placenta está tirando a previa, pero no es importante, se recolocará que aún es pronto». Y ya, te lo sueltan así, sin explicación, ¿qué es eso de previa?. Y es cierto que me lo dijeron pronto y luego se fue a su sitio, pero ya te pones a buscar por Internet y solo consigues asustarte más y más. Repito, no te informes por Internet!

Miedo a engordar y no recuperarse. Esto es un no parar desde que te quedas embarazada hasta que vuelves a tu peso, si lo consigues. Es costoso volver a tu estado pre- mamá, pero se puede conseguir. El problema es obsesionarte. Disfruta del embarazo, come si tienes hambre, muévete y haz ejercicio, tu cuerpo va a cambiar, pero tienes que disfrutar de este momento, se olvida rápido!

miedos-embarazo-estrias

Miedo a las horribles estrías. Siempre hay una «amiga» que te lo avisa. Suelen salir las estrías en la tripa (ojo que hay afortunadas a las que no) porque es la zona que más se extiende. Ponle remedio, hidrata la tripa con buenas cremas (la de nivea sirve, no hace falta gastarse un pastón). Y si al final salen estrías, pues ese recuerdo del emabrazo que te quedas, ¿acaso no has pensado en hacerte un tatuaje? (ehh y sino hay láser que las quita, viva la tecnología). Os recomiendo leer este post de la madre notava sobre las estrías, un poco de humor al tema.

Miedo a los cambios en tus pechos. Esto si que cambia, desde el minuto cero. Los pezones se oscurecen, se ponen sensibles hasta unos límites que ni la ropa llevas a gusto, y pueden hasta soltar leche durante el embarazo. Durante la lactancia pasas a tener pechotes molones, y luego vuelven a lo que eran, aunque un poco flojeras. Ósea que sí que cambian, pero que no te asuste que no se van a convertir en lo antisexual ni pasarán a ser pasas de la noche a la mañana. Además con ejercicios de tonificación puedes mantenerlos en su sitio. Y oye, que de toda la vida los pechos son para alimentar, lo de lucir escote está pasado de moda 😉

Miedo a que cambie tu relación de pareja. También cambia, pero no lo temas. Ver el «fruto de vuestro amor» hace que aún le quieras más. Hay que esforzarse por encontrar ratitos como los que antes teníais a todas horas, pero el bebé compensa tanto esos ratos con amor, risas, experiencias nuevas… Hablad, organizaros, buscar tiempo para cada uno individual, que viene muy bien, y tiempo para los dos. Podéis aprovechar de abuelos con ganas de niet@ para ir a cenar, al cine, a tomar algo…

miedos-embarazo-pareja

A las relaciones sexuales. Esto les pasa tanto a hombres como a mujeres. «¿Y si le doy al bebé?» Pues no, no le vas a dar, tranquilo!! De hecho las hormonas que se liberan en las relaciones sexuales son buenas para la madre, y además mantienes en forma el canal del parto. Si que puedes notar en algún momento que hay un tope, que las posiciones no son cómodas, o que te apetece más o menos. Las hormonas y los cambios en tu cuerpo te lo irán haciendo saber.

Al parto. Es miedo a lo desconocido. Y a lo conocido quien va a por el segundo o más. Pueden pasar tantas cosas en un parto… Lo bueno es que con los avances médicos estarás siempre bien controlada. Ten un plan de parto si así lo quieres, infórmate de la epidural, del contacto con el bebé las primeras horas, y pregunta todas las veces que lo necesites. Además en muchos hospitales hay «visitas guiadas» para enseñarte las instalaciones de maternidad y contarte como intervienen en los partos. Os hablo de hospitales públicos como el Miguel Servet de Zaragoza. Al final el parto es algo natural, todas lo hemos hecho durante siglos, y el bebé no se quedará ahí eternamente. Ves con actitud positiva!!

A no ser una buena madre. Esto también es por el miedo a lo desconocido. Habrás visto a otras madres de tu entorno, a tu propia madre, y te puedes hacer una idea de que madre quieres ser…pues olvídate, esto se desarrolla en el directo!! Cada día aprenderás, te amoldarás, conocerás a tu bebé, y serás la madre perfecta para él. A mi los primeros días me daba miedo coger a la beba, no sabía ni por donde pillarla, y luego enseguida te haces a esa cabeza que cuelga a esos mini bracitos… Es amor a primera vista.

Seguro que algún miedo de embarazada más existe común a todas las mortales, pero hago un llamamiento a la calma, ¡¡tranquilas!! Todo llega, y todo pasa, y además con las hormonas revueltas todo lo vemos distorsionado, exagerado, aumentado, respirad y ¡DISFRUTAR DEL EMBARAZO!

«Al final todo sale bien, y sino, es que no es el final» Película Hotel Marigold.

 

18 comentarios en “Miedos y preocupaciones típicas de una embarazada

  1. Mamartutxita dice:

    Me encanta este post!! Muy completo. 🙂

  2. Mama Blogger dice:

    Creo que la mayor preocupación que tenemos todas es a perder el bebé!! A mi me daban pánico las ecografias por si salía alguna cosa mal…
    Todo lo que has puesto es totalmente cierto!!! Y el parto… ¿A quién no le da miedo el parto? Jejejejeje!!!

    1. Lydia dice:

      son cosas que nos pasan a todas, pero que si no las comentas te sientes un bicho raro pensando que eres la ´unica!!

  3. Como ya no eres primeriza supongo que habrás superado muchos de estos miedos ¿no? A que no vaya bien, o a que el parto no sea como esperas es algo que debemos afrontar porque cada embarazo es diferente pero en el resto de cosas ¡nada de dramas! ¡A disfrutar de las preñeces!

    1. Lydia dice:

      Bueno, algunos superados y otros en aumento…

  4. Si que el segundo se vive más relajadamente que el primero, con menos miedos, ¿o será que tenemos menos tiempo para pensar en ello? jajaja, también puede ser. Estoy de acuerdo con todos los puntos, pero sobre todo sobre todo, con el de no buscar en Internet!!! Si miras algo que te preocupe.. la hemos liado!!

  5. nuestrocachorro dice:

    Qué razón tienes… sobre todo el miedo a perderlo madre mía, no quiero ni pensarlo.Un abrazo

    1. Lydia dice:

      Sí, y ese no se va hasta los 18 años yo creo ;P

  6. Un post muy completo, y unos miedos muy reales. Es curioso que todas pensamos que somos las únicas que nos planteamos estos temas, cuando en realidad todas las embrazadas pasamos por ello. Yo miedo al parto no tenía, me entró en cuanto rompí aguas, como que hasta ese momento no fui consciente de todo por lo que tenía que pasar. Besos.

    1. Lydia dice:

      Parece que saldrá solo eh. A mi m pasó al revés cuanto más se acercaba la fecha menos pensaba en el.parto, o con menos miedo.a ver ahora….

  7. Irene MoRe dice:

    Siempre he dicho que un hijo es una preocupación constantes, desde el mismo momento en que te enteras de que estás embarazada, al menos para mí. Pero bueno, aprendes a vivir con esas preocupaciones, a no prestarles mucha atención y a disfrutar de los buenos momentos.

    1. Lydia dice:

      Sí, menos mal que tb hay buenos momentos, las primeras pataditas, las.ecos…

  8. mamá puede dice:

    Tu lo has dicho hay que disfrutar del embarazo! Pero es cierto que hay algunos miedos que te van a acompañar siempre, de hecho yo sólo estaba 100% tranquila durante las primeras horas después de ir al gine, luego ya cualquier molestia o «cosa rara» ya me ponía en vilo

  9. Esther dice:

    Bien explicadito u tranquilizados, me gustan estos post. Saludos.

  10. Daniela dice:

    Gracias!! Necesitaba leer algo de esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info