Pintar y dibujar no es solo un juego: beneficios del dibujo para los niños

BlogeducaciónJuegos&JuguetesMaternidad0 comentarios

Dibujar no es solo un juego para los niños, es una actividad muy rica en aprendizajes, es una manera de desarrollar la psicomotricidad fina y es un paso previo a la futura expresión por escrito.

Desde pequeños los niños se sienten atraídos por las cosas de su entorno, por lo que hacemos los padres. Por lo que es normal que quieran coger nuestros bolígrafos, escribir en nuestras agendas, en la nevera, en su cuerpo… Así que como con cualquier otra actividad de los niños lo primero que hay que hacer es entender sus necesidades de exploración y curiosidad, tener paciencia y ayudarles en la medida que podamos.

Como empiezan a dibujar los niños

Como con casi todas las actividades y acciones que hacen los niños, tenemos que ser los padres los que dispongamos para ellos un entorno adecuado para dibujar, con materiales adaptados a sus pequeñas manitas aún torpes. Suelen empezar a interesarse por este tipo de actividades de dibujo, pintura, papeles y estarse “medio sentados” a partir de los 18 meses.

Para estos primeros momentos de creatividad infantil tenemos que fijarnos en las siguientes cosas para disponer de un entorno cómodo y seguro para dibujar:

  • Que los niños tengan un lugar propio para dibujar: una mesa y silla donde estén cómodos. Que bien puede ser la misma zona donde comen y cenan, pero a la hora de pintar, solo cosas de pintar, igual que a la hora de comer, solo hay cosas de comer en la mesa. Este lugar os recomiendo tenerlo un poco alejado de paredes sensibles a ser pintadas. O si las pintan, como es nuestro caso, no preocuparnos… También pueden empezar a pintar en pizarras con tizas grandes.
  • Que los materiales que les dejamos a los niños sean adecuados. Los niños, que aún son casi bebés, que empiezan a dibujar y pintar, no tienen fuerza en los dedos para coger bien una pintura finita, ni habilidad para apretar correctamente. Por eso, es bueno tener pinturas que sean grandes, fáciles de coger y blandas (de las que se marcan fácilmente sin apretar). Además si también nos fijamos en que sean pinturas que se eliminen fácilmente de ropa y piel, mejor. Los niños suelen tener más entusiasmo por pintar con bolígrafos que es lo que les ven a los papás, y con rotuladores. Se pueden buscar opciones adecuadas a cada edad. También les suele gustar pintar con los dedos, pero bajo mi experiencia, hasta los 3 años se está más rato preparando y limpiando, que pintando con los dedos. Además de que la pintura de dedos es más susceptible a comérsela (aunque mi hijo de más pequeño comía y mordía todo tipo de pinturas)

  • Que los niños no se sienten a dibujar obligados. Esto es obvio pero es mejor tenerlo presente. Los niños pequeños no están acostumbrados a estar mucho tiempo sentados haciendo la misma actividad. Su concentración puede aguantar unos 10 minutos y enseguida querer cambiar de actividad. Por eso si veis que tienen interés en dibujar, acompañarlos, pedirles que os expliquen que dibujan, dibujar con ellos, buscarles dibujos para colorear que les interesen… Y cuando se cansen, que se vayan a otra cosa, previa recogida del material (o previo intento de que sean ellos quienes lo recojan)

Evolución del dibujo de los niños

Antes de empezar a dibujar los niños hacen multitud de gestos y acciones diarias que sin saberlo también están favoreciendo la destreza de manos que necesitarán para dibujar:

  • Dar palmas,
  • Hacer caminos en la arena (en el parque, playa, en mesas sensoriales, ayudándonos a rebozar comida…),
  • Hacer gestos con las manos con canciones,
  • Mover objetos de un lado a otro…

Al principio los niños empiezan a hacer garabatos, porque les apetece, sin pensar en representar nada, solo por experimentar con colores y materiales de diferentes pinturas. Además por su desarrollo psicomotor tampoco son capaces de hacer nada muy preciso, pintan moviendo medio cuerpo, son muy graciosos. Este es el dibujo de mi hijo de dos años y medio, nosotros a veces le dibujamos cosas que le gustan, y él las pinta:

Podo a poco evolucionan y mejoran sus habilidades para acabar dibujando solo con movimientos de muñeca. Sus dibujos pasan a ser más esquemáticos: rayas y círculos, y a partir de los tres años, ellos incluso ven representaciones de su mundo en sus dibujos. Lo típico suele ser que dibujen a mamá, papá, la casa, el perro… Aunque tú tienes que imaginártelo. Son sus primeras obras de arte.

A los cuatro años, como los que tiene mi hija, ya podemos ir entendiendo sus dibujos sin explicaciones, hacen formas conocidas, y en los colegios empiezan a enseñarles a escribir las letras y los números.

Por qué es importante el dibujo: Beneficios para los niños

  • Dibujar es una actividad motora y psicológica, que ayuda al desarrollo del niño.
  • Desarrolla fuerza en las manos y dedos, genial para la escritura del futuro.
  • Ayuda a aprender conceptos como arriba abajo, derecha izquierda.
  • Los niños se sienten bien dibujando.
  • Favorece la creatividad y la imaginación.
  • Ayuda a aprender colores, formas...
  • Es una manera diferente de expresión, el niño proyecta su mundo interior.

Materiales adecuados según edad de los niños

Cuanto más pequeños son los niños, es mejor que la pintura sea de tamaño más grande y que se pinte con facilidad, sin tener que apretar mucho. Las de toda la vida, las pinturas Plastidecor de Bic pueden ser una buena opción.

Como les gusta también pintar con rotuladores o bolígrafos, para los más pequeños existen rotuladores de punta gruesa (porque apretan tanto que las finas las destrozan tan pequeños), que además son ¡¡lavables!!

A partir de los 3 años hay unas pinturas de madera un poco más gruesas que las habituales y son triangulares en vez de redondas, ideal para que aprendan a coger bien los lápices.

A mi hija sí le gusta mucho dibujar, colorear, y hacer sus cosas, este verano ha tenido su propio cuaderno de dibujo y con actividades varias, el pequeño todavía no tiene tanto interés pero le encanta probar todas las pinturas y materiales (y aún de vez en cuando morder alguna). ¿Vuestros hijos muestran interés por el dibujo?

Si os ha gustado el post ¡compartid! Nos vemos por Facebook, Instagram y Twitter, ¡espero vuestros comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info