Sillas de paseo desde el nacimiento usando capazo blando

Artículos de bebéBlogEmbarazoMaternidadViajar0 comentarios

Muchas me habéis preguntado por el capazo blando que llevo en mi silla de paseo desde el nacimiento de la peque. En esta tercera maternidad he tenido que comprar carrito de bebé, y con la experiencia anterior, decidí que no quería un capazo «clásico», ni un carrito de 2 o 3 piezas. Quería una silla de paseo que pudiera usar desde el nacimiento hasta los 5/6 años, que es la edad que tiene mi hija mayor. Una silla de paseo que aguantase bien el peso de cualquiera de mis hijos y que no me supusiera muchos trastos.

Os conté que la primera opción fue el carrito que finalmente me compré, el Baby Jogger city mini 3, pero también valoré muy mucho el Valco Baby, porque tenía cosas muy parecidas, de precio era algo más bajo, y ya tenía el carrito gemelar de la marca y estaba contenta con él.

Pero me decanté por el Baby Jogger tras ver la rebaja buenísima que encontré en Amazon haciendo seguimiento con Camelcamelcamel (es una web donde metes la url del producto que te interesa y te muestra un gráfico de la evolución de su precio), y porque realmente era el carro que más tiempo llevaba mirando, además de que la gente que tengo que lo tiene, veo que les va muy bien, aguanta el peso de cualquiera de sus hijos y ha sobrevivido al paso de muchos años y muchas salidas.

Usar una silla de paseo desde el nacimiento con capazo blando

Lo primero a tener en cuenta al elegir una silla de paseo desde el nacimiento, es que se tiene que reclinar por completo 180º. Para que el bebé vaya tumbado horizontal, que es la posición recomendada para los bebés. Hay sillas ligeras que admiten poner maxicosi, pero ya sabéis que no es bueno que estén en un maxicosi más hora y media porque hay riesgo de bradicardia o apneas (podéis leerlo aquí), así que mejor es poner un capazo blando. ¿Podrían ir directamente los niños tumbados sobre la silla de paseo si se reclina 180º? Pues sí, pero al ser tan pequeños, van más recogidos en un capazo, si hace frío, van más cubiertos en un capazo.

Los capazos blandos, como su nombre indica, no son rígidos, son desmontables, y se ajustan a cualquier silla de paseo que se recline 180º. Hay capazos blandos de determinadas marcas para sus carritos (como babymonsters que es el que yo tengo), pero se pueden adaptar a cualquier otro carro.

Para Babyjogger existe un capazo «normal» de la marca, capazo que cuesta unos 279€ (podéis verlo aquí):

Y otro llamado capazo compacto de Babyjogger que cuesta a partir de 150€ (podéis verlo aquí). Pero para ambos hay que quitar la tela de la silla y poner unos anclajes.

A estos capazos súmales el plástico de lluvia.

Pero el tipo de capazo que yo estoy usando, no es ninguno de estos dos. El capazo blando que uso en mi silla de paseo, es así:

 

Este tipo de capazo lo he visto por 70€ en webs como esta, en Amazon por ejemplo no lo he encontrado. El mío es de la marca Babymonsters, me lo dejó una amiga y como veis el cubre capazos está personalizado, porque ella no tenía la parte de arriba y le pedí a mi madre que me hiciera una, porque así va más protegida la pequeña ahora que aún hace frío.

La opción de capazo blando me convenció porque:

  1. Es la más económica.
  2. Es el «chisme» que menos ocupa, porque se sacan los paneles de los laterales y se queda plegado como una sábana.
  3. El bebé va recogidito y cómodo porque está acolchado abajo.
  4. La silla del carrito sigue montada, y por lo tanto es muy cómodo por si quieres subir a un hermano mayor un día y al bebé otro día, no hay que desmontar nada.

 

Como veis en las fotos a veces la llevo con la cabeza delante, y otras veces atrás. Este capazo viene con una cuña para colocarla debajo de la cabeza y asegurarse que va horizontal, pero con la cabeza ligeramente más elevada. Yo he optado por ponerla con la cabeza dentro del carro porque no le da el sol directo y si le da, puedo protegerla con la capota, y porque así la veo por la ventanita de arriba. Además en caso de lluvia me sirve el mismo plástico que la silla, no tengo que comprar un plástico extra, puesto que en este carro todos los extras se venden por separado (plásticos de lluvia, barra delantera, etc.)

No os he dicho como se sujeta el capazo blando a la silla. Bajo el capazo en medio de los laterales hay dos pequeños mosquetones que se enganchan en los laterales de la silla que hay dos anillas, así te aseguras que el capazo no se escurra y se caiga hacia delante. Va atado a la silla.

Qué capazo blando puedes comprar

Como os decía hay marcas que tienen el suyo propio, pero que al final todos pueden usarse en  cualquier silla de paseo que se recline 180º. Esto es bueno saberlo porque os podéis ahorrar el carrito típico de 3 piezas y comprar directamente una silla de paseo ligera, o no, que os guste, como he hecho yo. Aquí os dejo una selección de sillas ligeras.

Capazos blandos:

¿Qué os parece este capazo blando para llevar a los recién nacidos? ¿Lo habíais valorado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info