Tener un tercer hijo…¿da mucho más trabajo? ¿es una locura?

BlogMaternidad2 comentarios

Mi tercera hija está a punto de cumplir 4 meses, y no he podido hablaros de esto antes. Es un tema que a muchas mamás preocupa, si la llegada de un tercer hijo «se nota» a la hora de verse con más trabajo en casa, más lío, más caos, si es una locura tener 3 hijos…

Yo fui la primera que busqué experiencias entre amigos y otras mamás blogueras con tres hijos, para conocer como había sido la llegada de un tercer hijo a la familia. Principalmente veía dos vertientes, la de «es un caos, como se nos ocurrió, no tengas tres hijos», y la de «no hemos notado la diferencia respecto a tener dos hijos, todo bien».

Así que iba con cierta curiosidad a ver como sería la llegada de la tercera hija, y hoy os voy a contar como ha sido.

La llegada del tercer bebé

Os conté que el parto de mi tercera hija se me retrasó de la FPP 8 días, por lo que estaba bastante nerviosa/inquieta porque naciera, con muchas ganas, porque estaba muy pesada del embarazo. Las últimas semanas de embarazo, mis hijos se acostumbraron a jugar conmigo desde el sofá, que era el lugar donde pasaba más tiempo, porque si me sentaba en el suelo se me dormían las piernas, no me podía levantar… imaginaos una ballena atascada en la arena, así era yo. Como el parto tenía que llegar sí o sí, los avisamos mil veces de que igual ese día volvían del cole o se levantaban y en vez de los papás estaban los yayos, así que tenían también bastantes ganas de la llegada de su hermanita.

Durante el postparto, estuve unos 10 días muy muy tranquila sin salir demasiado de casa, tenía algún dolorcillo y estaba floja de energía, así que la manera de jugar con mis hijos se mantuvo, yo en el sofá, esta vez con una bebita en brazos y ellos desde una silla o el suelo. Así que los dos mayores no notaron cambio y estaban emocionados con la llegada de su hermanita. Si queréis curiosear como me fue el parto, os lo cuento aquí mi tercer parto .

Organización con 3 niños en casa

Pensaréis que claro, con 3 niños, hay que organizarse más y mejor, rutinas, horarios… Pues os diré que igual que con dos. Con dos hijos ya tienes que tener unas rutinas, orden… y cuando llega el tercer hijo, se sube al ritmo y listo.

Con tres niños ¿te dan las manos para atenderlos? Respondo con otra pregunta ¿teníais con 2 hijos alguna mano libre alguna vez? Pues seguiréis igual, todo el tiempo estaréis con un niño u otro, solo había tiempo de descanso cuando tenías un hijo, pero cuando ya sois 2 contra 2, eso se acabó, y cuando ya superan los indios a los vaqueros, lo mismo. Así que la diferencia no ha sido notoria. Lo que sí he notado es que la cantidad de lavadoras ha aumentado, y eso que la pequeña ¡¡es muy pequeña!! pero oye, mancha mucho.

El tercer bebé, la maternidad tranquila

En mi caso el primer bebé fue el del descubrimiento, el de «papis novatos». Cuando había que bañarla, era un show, los dos, cuatro manos, torpeza… Cuando lloraba ambos pendientes de qué podía pasarle…

El segundo bebé, ya nos pilló con experiencia, algunas cosas fueron más tranquilas, el llanto, la alimentación… pero claro teníamos 2 bebés, el recién nacido y otro de 20 meses… Así que reinaba un poco el caos, dejamos de tener manos libres, de hacer turnos con el hijo… siempre estábamos ocupados y estábamos aprendiendo a vivir con 2 niños pequeños con necesidades diferentes.

Y ahora con el tercer bebé todo es maravilloso. Ya estamos acostumbrados a gestionar varios hijos, así que la llegada de un tercero que de momento come, duerme y poco más, es fácil. Nos tomamos con calma sus pocos lloros, no vivimos preocupados por su crecimiento o su percentil, ya sabemos que las noches son para comer y dormir… y yo personalmente estoy disfrutando muchísimo de la tercera maternidad. He hablado con otras «trimadres» y hay varias que coinciden en esto, el tercer bebé es el de disfrutar.  No hay preocupaciones, ya tienes experiencia, ya sabes ocuparte de varios hijos, ya tienes una rutina creada… y es una maravilla disfrutar de un nuevo bebé así. En mi caso además, los dos mayores son independientes en muchas cosas: vestirse, comer, ir al baño… Y eso es para mí una gran ventaja respecto a la situación de cuando nació el segundo. Porque ahora los mayores van «solos» en algunos aspectos y eso me deja a mí más calma al atender a la baby.

Ahora somos familia numerosa

Y ahora que tenemos 3 hijos somos ¡¡familia numerosa!! Y aunque me veo como una tonta, voy preguntando en todos lados si tienen descuentos por familia numerosa. De momento tenemos ya el libro de familia numerosa y los carnets individuales de cada uno, que te los dan en el momento de solicitarlo (llevando el libro de familia, foto de los 5 y dnis de los adultos). Ahora me toca recopilar información sobre descuentos de familia numerosa, os iré contando.

EN RESUMEN: Pasar de un hijo a dos, no es duplicar «trabajo», es multiplicarlo. Y al pasar de dos hijos a tres, no se nota tanto la diferencia.

 

Imagino que la llegada de un tercer bebé será diferente dependiendo de la edad de los mayores, de la recuperación tras el parto, de los horarios y rutinas que tengáis en casa… Yo solo quería contaros mi experiencia para las que estés esperando al tercer hijo, o valorando si tener un tercer hijo o no. Espero que os vaya genial el paso a ser familia numerosa.

2 comentarios en “Tener un tercer hijo…¿da mucho más trabajo? ¿es una locura?

  1. Sai amatxu dice:

    Hola, me ha gustado mucho tú post, creo que en realidad todo depende. Depende de la situación, es decir, si tienes un hijo y te conviertes en familia numerosa de golpe, porque el segundo en realidad son dos a la vez…pues supongo que el salto será inmenso. Si tienes dos ya pero entre los dos primeros se llevan tiempo y entre el tercero y el segundo se llevan poco…el cambio imagino que será peor que de uno a dos…porque el segundo aún reclamará mucha atención. Lo que quiero decir es que creo que depende de la situación familiar de la que se parta, como siempre, cada familia es un mundo. En mi mundo ideal, yo tendría tres hijos, pero en mi realidad…no sé, cada vez lo veo más utópico.

    1. Lydia dice:

      Ay esa sensación de quiero otro pero no sé… La tuvimos mucho tiempo y al final nos lanzamos. Es peor pensarlo que vivirlo , vas capeando los que ocurre y ni tan mal. Desde luego tienes razón, cada familia depende de la edad de los niños, llevará la llegada de un nuevo hijo mejor o peor, y también dependerá del carácter de los padres,,, si se agobian más o menos, como gestionan tanta criatura … Un besote!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info