Viaje al sur de Francia con niños: Nimes en familia

BlogViajar0 comentarios

Nimes es una ciudad de Francia de la región de Occitania, con un gran pasado romano. Descubrí esta ciudad de casualidad, cuando estaba preparando nuestro viaje de Semana Santa por el sur de Francia. Nuestro plan era quedarnos cerca de Narbonne (hasta allí ya teníamos 5h de viaje), y en principio Nimes me pareció un destino demasiado alejado. Pero al final, organicé el viaje de manera que entrara en nuestros planes. Muy buena decisión. Para descubrir estos lugares del sur de Francia de la región de Occitania, su web turismo de VisitOccitanie fue de gran ayuda.

Para poneros en contexto del resto del viaje, os dejo los siguientes enlaces:

Como llegar a Nimes

Nosotros como habréis leído en los post anteriores, nos alojamos en un camping a pocos km de Narbonne. Nimes está a 143km de Narbonne, hora y media en coche. No era una locura ir en coche desde Narbonne, pero teniendo en cuenta que ya nos habíamos desplazado a Carcassonne, más las horas de viaje de ida y vuelta a casa, más autopistas, aparca en Nimes, etc. pensé en ir de otro modo.

Uno de los trenes de esta zona, son los trenes liO, y tienen un Pass Occitanie Rail Tour. Estos pases se sacan por un mínimo de 2 días, y te permiten moverte por toda la zona de Occitania, es una manera de viajar más tranquilo y poder hacer todas las paradas que quieras. Los menores de 4 años viajan gratis, y los niños entre 4 y 12 años tienen un descuento del 50% aplicando el descuento tribu (hay un descuento por grupo menor de 10 personas, genial, porque es aplicable a las familias). Con este pase no hay que sacar ticket para el tren a una hora determinada, sino que mirando la web de trenes, puedes elegir el tren liO que más te convenga. Con niños, es mucho mejor así, porque siempre te puede surgir un imprevisto. Los asientos tampoco están asignadas, no tuvimos problemas en sentarnos juntos, aunque a la vuelta de Montpellier el tren iba a tope de estudiantes.

Os dejo más info de viajar en tren en Occitania en otro post.

Nosotros usamos para llegar a Nimes, y al día siguiente a Montpellier, la línea del Mediterráneo.

Que ver en Nimes en un día con niños

Llegamos a Nimes a las 11h con el tren liO, dejamos la pequeña maleta en el hotel César, prácticamente en la puerta de la estación, y nos marchamos directos a la oficina de turismo de Nimes. Todo está cerca, es una maravilla. La estación al hotel 1 minuto. El hotel a Las Arenas de Nimes y a la oficina de turismo a 5-10 minutos, depende de la velocidad de los niños y de si paran en el parque infantil que hay de camino.

En la oficina de turismo de Nimes podéis elegir si coger el Nimes City Pass, u otra combinación de acceso a los monumentos. Hay una zona infantil con dibujos para colorear en la oficina de turismo, mientras te informas. Esta es la web de Nimes Turisme, con toda la info de precios y lugares que visitar.

El Nimes city pass lo tienes de 2, 3 y 7 días. Desde luego si vas a pasar 2 días en Nimes, o más es recomendable, porque te da acceso a todo, monumentos, museos… Incluso estando un día a tope, te merecería la pena.

En nuestro caso, que íbamos a estar 1 día, que no íbamos a poder abarcar todo con los niños, la combinación de pass ideal fue «Pass Arenes + Maison Carrée + Tour Magne tarifa completa : 13€» para los adultos, y 5€ para los niños mayores de 7 años.

Para tener claro cual era la ruta, antes del viaje, me hice este recorrido en google maps, para calcular distancias y dejarme marcado lo que queríamos ver sin falta:

Las Arenas de Nimes

Después de haberlo visto por fuera, entramos. Fue el primer monumento de Nimes que entramos a ver, y nos encantó. Es un anfiteatro romano, que tiene una antigüedad parecida al Coliseo de Roma, es más pequeño, pero está mejor conservado. Cogimos audio guías para todos, y siguiendo la señalización, fuimos escuchando toda la información. Al estar en tan buenas condiciones, es un espacio que se usa para espectáculos taurinos o recreaciones. Pudimos recorrerlo de punta a punta por las gradas y por los pasillos de los arcos que dan al exterior. Aprovechamos a sentarnos y almorzar algo mientras admirábamos la gran construcción que es. A los niños les dejó alucinados, y a nosotros también.

Al salir de las Arenas, recorrimos Nimes tranquilamente, camino a la Maison Carreépasando por varios lugares que teníamos en la lista:

Torre del Reloj

Plaza du Marché

Plaza du Chapitre

Donde los niños se dieron un buen refrescón con la fuente de agua que había.

Catedral de Nimes

Estaba la fachada en obras.

La Maison Carreé

La Casa cuadrada es el único templo completamente conservado del mundo antiguo,. Está en el centro de una plaza, pero antes toda esa zona era la del foro romano, por lo que este templo estaba en el centro del foro. A partir de la edad media este edificio siguió teniendo uso, y por eso se ha mantenido tan bien, porque nunca ha sido abandonado. Es cierto que ha tenido periodos de restauración (el tejado y el color exterior que se había ido ennegreciendo) y está en unas condiciones maravillosas. Es una maravilla ver la grandiosidad de las columnas, de las piedras con las que fue construido. Eso sí, entras y dices «anda, que pequeño».

En el interior hoy en día hay un pequeño museo de la historia alrededor de la Maison Carreé. Es curioso ver imágenes antiguas, usos anteriores… y una vez fuera es una estampa super bonita para hacerte fotos.

Jardín de la Fontaine y Templo de Diana

Camino Tour Magne, recorrimos el Jardin de la Fontaine, un paseo super agradable. A la entrada del jardín había puestos con helados, gofres. Dentro, había zonas verdes sombreadas, para descansar, jugar… Cuando llegamos al Templo de Diana, entramos un poco a ver las ruinas, y a partir de ahí comenzó la subida hasta la Tour Magne. No estaba lejos, ni nos hizo un día de excesivo calor, pero las fuerzas de mis hijos empezaron a flaquear subiendo hacia la torre.

Tour Magne

La torre se veía desde el jardín de la Fontaine, y ya se intuía que había subida para llegar. Una vez allí, hay que hacer fila para subir por turnos los 3 pisos de la torre. Al subir, las vistas de Nimes son espectaculares. Habrá valido la pena el paseo. (sin niños es un paseo sin esfuerzo).

Recorrido en tren turístico

De vuelta al centro de Nimes, llegamos a tiempo de coger el último viaje del tren turístico, y tuvimos la suerte de que íbamos solos en el tren, y el conductor nos puso un audio en Español que estaba en pruebas todavía. El recorrido en tren nos llevó por lugares que no habíamos estado andando, así que nos dio una visión más general de Nimes.

Después del tren, ya nos volvimos al hotel, y buscamos un lugar donde cenar. Al otro lado de la estación encontramos un restaurante asiático, y cenamos bien.

Dejamos pendientes cosas por ver, sobre todo el Museo de la Romanité. Pero nos fuimos habiendo aprovechado y disfrutado mucho el día.

Valoración de visitar Nimes con niños

Merece mucho la pena.

¿Es un destino apropiado para ir con niños? Sí, porque todo se ve paseando, no es un destino con excesivas cosas que ver por lo que facilita la jornada con los niños, todo está cerca, a mano, sorprende mucho el buen estado de conservación…

Me parece un destino ideal para hacer como escapada de fin de semana (el AVE llega a Nimes, tomad nota)

Enlaces interesantes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info