Visitar el Castillo de Loarre, Huesca, con niños

BlogEspañaViajarVídeo0 comentarios

El Castillo de Loarre es uno de los monumentos más conocidos de Aragón. Situado en la provincia de Huesca, es un destino maravilloso para pasar una jornada con los niños.

En 2021 ha sido elegido por Lonely Planet como el Castillo más bonito de España ¡toma ya!

Estuvimos visitando el castillo de Loarre en familia con niños de 7, 5 y 1 año y medio, y les gustó mucho.

Visitar el castillo de Loarre con niños es una de las excursiones más famosas entre los que vivimos en Aragón. Ir al Castillo de Loarre es una típica excursión escolar, y una de las primeras cosas que enseñas a los amigos que vienen de fuera. Por lo tanto ir a ver el Castillo de Loarre en familia, es una idea fantástica.

Donde está el Castillo de Loarre

Desde la ciudad de Huesca sale una carretera con indicaciones al Castillo. Los últimos 10km en coche en los que se sube al castillo tienen curvas, el resto del trayecto está fenomenal. Esto lo cuento para los que tengáis hijos que se marean con facilidad.

El Castillo de Loarre está cerca de la localidad de Loarre, y cerca de otras como Ayerbe o Murillo de Gállego. Está cerca de los Mallos de Riglos, que es una bonita zona natural para conocer con los niños.

La visita al castillo de Loarre con niños

Visitar el castillo de Loarre en familia os llevará un par de horas como mucho. Podéis entrar a verlo por libre, con guía o con audioguia. Cómo siempre que visitéis un lugar nuevo, recomiendo ir con guía, aunque a los niños se les puede hacer más pesado, depende de cada uno.

Nosotros cogimos audioguía, porque con guía ya habíamos ido hace años.

Al llegar a la zona, encontraréis la tienda con el mostrador de los tickets. En el mismo edificio hay un bar con una terraza y mesas de picnic. Desde allí al castillo hay 5 minutitos andando a paso de niño. Justo en la entrada de la muralla hay una explanada verde grandiosa donde poder parar a almorzar, a la entrada o a la salida.

Para visitar el castillo de Loarre olvidaros de carritos de bebé, no se puede acceder con carrito de bebé: hay escaleras, suelos de piedra… inviable. Niños andando, en brazos o con mochila portabebés. Hay que subir alguna escalera, pero nada agotador, cualquier niño pequeño puede hacer la visita. En las zonas altas, cuidado con los más pequeños.

Qué hacer después de ver el Castillo de Loarre

Nosotros terminamos y almorzamos en la explanada verde de la entrada. Camino a la carretera había un parque, podéis parar a jugar allí.

Para comer, podéis llevaros comida y hacer picnic allí mismo, si vais a comer por ahí, os recomendamos que reservéis en algún restaurante de la zona para no quedaros sin mesa, y a una mala tenéis en Huesca un McDonals que os puede salvar del apuro. Otra opción es bajarse al Embalse de la Sotonera y hacer allí el picnic y pasar la tarde.

También podéis aprovechar el día para visitar Huesca ciudad, hacer una pequeña excursión por los Mallos de Riglos, o como hicimos nosotros de vuelta a casa, ir a ver los Aguarales de Valpalmas, un lugar que nos dejó con la boca abierta por su peculiar relieve:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info