El papel del acompañante a la mujer en el parto es totalmente necesario

BlogEmbarazo0 comentarios

Recientemente han prohibido en los hospitales de Zaragoza que las mujeres de parto tengan acompañante durante la fase de dilatación como medida Covid. Si a ambos futuros padres les hacen PCR, ¿Por qué no se le deja entrar al padre como acompañante? Solo puede entrar en la siguiente fase, la del expulsivo. Sí, es la fase más emocionante, en la que sale el bebé, pero es la fase más corta por lo general, en la que estás rodeada de sanitarios, matrona, enfermeras, pediatras… Y en ese momento el acompañante solo puede mirar. En cambio en la fase de dilatación en la que el acompañamiento tiene tantas funciones y utilidades para la mujer de parto, no le dejan entrar. No tiene sentido.

Monitores para controlar las contracciones

Fases del parto

Así a grandes rasgos, un parto tiene diferentes fases:

1. Me pongo de parto, ya sea por rotura de bolsa, por contracciones… Me preparo y voy al hospital.

2. Revisión en el hospital que confirma que estás de parto y no es falsa alarma. Si es un parto inmediato, te quedas en dilatación, sí por el contrario, por ejemplo, has roto aguas pero no sé ha iniciado la dilatación, pasas a ser ingresada en una habitación en planta. De cualquier manera acabas en la fase 3:

3. Dilatación. Tu cuerpo está trabajando para abrir camino para la salida del bebé. Las contracciones pueden doler un poco, un poco más, otro poco más, y doler de narices. Te meten en un cuartito pequeño, te dan la ropa, y cuando estás lista aparece tu acompañante. ¿Cuánto rato pasa una mujer de parto dilatando? Depende, pueden ser horas, muchas horas.

4. Expulsivo. Tras dilatar del todo, y cuando la matrona considera que ya has empujado un rato y el bebé se ha colocado para salir en dos empujones, te llevan a paritorio.

Estas fases pueden variar si aparece algún motivo de riesgo, o qué sé yo. Pero en mis tres partos ha sido así como ha ido todo

Hablemos pues de la Fase 3 de la dilatación y la importancia de estar acompañado.

¿Por qué hay que tener un acompañante durante la dilatación?

Puede durar horas

Estar sola ante semejante situación sola no es un factor que ayude a que la mujer de parto esté tranquila y todo fluya en condiciones.

Necesitas quien te anime

Cuando duela, cuando no sepas cómo ponerte, cuando no puedas hablar del dolor, que te cojan la mano, te retiren el pelo de la cara, te hablen de cómo será el bebé…hará que tus pensamientos salgan de la habitación y te relajes.

Te ayuda a combatir el dolor

Te ayuda con masajes, cuando duele que te cagas una contracción tras otra, el alivio de un masaje en los riñones es tremendo. Que te ponga una bolsa de agua caliente (las tienen en maternidad) alivia muchísimo.

Te ayuda a que estés mejor

Te abanica, te ayuda a moverte, te sube y baja la camilla…

Durante la dilatación, según el dolor, te entra frío, calor, sudores, quieres ir al baño, sentarte, girarte, ponerte de pie… En busca de la manera en la que las contracciones se lleven mejor.

Da fuerza

Cuando no quedan fuerzas, cuando te duermes del dolor entre contracción y contracción, cuando hay que tomar decisiones como la epidural, o cuando te comunican que algo va mal u hace falta cesárea, el acompañante está ahí, para decirte que todo irá bien.

Se emociona cuando ve la cabeza por primera vez y eso te da energía para seguir
Tú sientes los avances pero no los ves, el acompañante sí, y esa alegría que transmite cuando la dilatación avanza hace que cojas más energía y sigas empujando.

Llama a la matrona

Llama a la matrona un millón de veces cuando tú , que estás dilatando y partiéndote de dolor no puedes no hablar.

Cuando notas que duele más, cuando notas que la cosa no avanza, cuando quieres la epidural, cuando notas que quieres empujar, cuando se te ha movido un cable de todos los que te suelen enchufar… El acompañante llama a la matrona, sale a buscarla si hace falta para que te vengan a atender. Mientras tú te retuerces de dolor, y no llegas ni al botón de llamar a la matrona. O quizá has llamado al botón y nadie viene porque están distraídos, en baño, ocupados con otra parturienta… Y al menos tú no estás sola viviendo el parto.

Mis tres partos acompañada

No me puedo imaginar pasar el parto (la fase de dilatación) sola.

En el primer parto estuve en dilatación desde las 15h hasta las 18h, tres horas solo, en las que no sabía nada sobre parir, tenía un calor de la leche, me dolían las contracciones aún con la epidural, tenía una pierna dormida, y no me dejaron más que estar tumbada para pasar el dolor. Fueron pocas horas en dilatación ( pasé más ingresada previamente) pero era el primer parto y estaba expectante y nerviosa con todo lo que sucedía, como para estar sola «ante el peligro». El dolor me hacía dormirme entre contracciones, como si me desmayara.

En el segundo parto estuve en dilatación desde las 5h de la mañana hasta las 12 y pico. Estuve más tiempo sin epidural, el bebé no estaba bien colocado, tuvieron que moverme para que el bebé fuera colocándose, diría que pasé menos dolor y estaba más tranquila porque era el segundo parto pero eso no quita para necesitar compañía cuando pasaban las horas y la cosa no avanzaba. Además me tocó cambio de turno, suerte de que la nueva matrona me encantó, pero aún así no es una figura que está contigo todo todo el tiempo.

En el tercer parto estuve en dilatación desde las 2 de la mañana hasta las 9. Sin epidural. Al principio porque dolía poco, y conforme aumentaba el dolor lo podía gestionar. Pero tardaba en encajarse y pedí epidural, y ya no llegó a tiempo. Además pasaron por ahí varias matronas que ni se presentaron, hasta que llegó la definitiva, estuve un par de horas sin saber a quién nos teníamos que dirigir. ¿Cómo se combate el dolor del parto son epidural? Con ayuda. Masajes, bolsas de sus caliente en la espalda (primera vez que me ofrecían eso en el hospital), acompañante abanico en mano, acompañante trayéndome hielo para humedecer la boca, acompañante dándome la mano, acompañante animando cuando te retuerces de dolor.

¿De verdad no tener acompañante es un elemento clave para la seguridad y protocolo AntiCovid?

En las salas de urgencias, puede haber acompañante, cuando estás ingresado puedes tener acompañante determinado tiempo al día, en los bares y casas hay reuniones de 6 personas (o eso nos creemos, que no hay más que 6), en las empresas trabajan muchos más juntos … ¿Pero en dilatación que no entre un acompañante? ¡¡¡¡Venga va!!!! Ya tenemos bastante que cuando nos ponemos de parto el protocolo del hospital es que te estés quietecita y enchufarte una vía, como para que ahora tengas que pasar ese momento tan brutal en tu vida sola.

Sí a los Acompañantes para la mujer en el parto

El acompañante está 100% para la mujer de parto, ayuda mental y física durante todas las horas de parto. No hace cambio de turno, no se toma un café, por ir, no va ni al servicio, ni va a mirar cómo van otras mujeres de parto. Está a tu lado consiguiendo que estés más cómoda, segura, y motivada.

Espero que cuando mis amigas embarazadas les toque el momento de parto tengan este tema solucionado y puedan entrar con alguien a dilatación, que como la he contado es una fase que se alarga horas y horas, y crucial para que termine bien el parto.

*Hablo de «el acompañante» en general, que puede ser tu pareja, tu padre o madre, tu amiga o amigo, o quién tú elijas.

¿Me contáis vuestra experiencia con vuestros acompañantes? Y compartid, que todo el mundo se entere de la importancia de no estar sola en la dilatación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info