Odontopediatria: El dentista para los más pequeños en Abaden Dentistas 

Blog0 comentarios

Desde pequeña tengo la imagen del dentista como algo malo, que asusta. Del médico no tanto, pero ir al dentista sí que es algo que hace que todo el mundo ponga cara de “uy uy al dentista…”. Lo ideal sería no tener que ir al dentista, y tener una salud dental buenísima, pero para ello, como para muchas cosas, lo importante está en tener buenos hábitos y para eso lo mejor es aprenderlo desde pequeño.

Cuando ir al dentista por primera vez

Expertos recomiendan acudir como muy tarde por primera vez a los 3 años (nosotros ya estamos yendo tarde entonces). Pero no porque haya que hacerles tratamientos tan pequeños, sino porque se acostumbren a la imagen del dentista como un profesional de la salud, y que se pueda aprovechar esas visitas para enseñarle a tener una correcta higiene dental, hacer un buen cepillado…

Aunque parezca increíble, pueden aparecer caries en niños desde los 2 años de edad, incluso cuando aún les faltan dientes por salir, por eso es bueno ir al dentista y así poder prevenir o tratar cualquier cosa que ocurra. Además los dientes de leche son super importantes, y hay que cuidarlos como si de los definitivos se tratase.

Como me explicaron en Abaden Dentistas, expertos en Odontopediatría:

La caries son causadas por las bacterias, que se meten en el interior del diente, estas pueden llegar a la pulpa y atravesar la raíz del temporal y hasta acabar afectando al diente definitivo. Del mismo modo, estos, ocupan un espacio que mantienen hasta la salida del definitivo, por lo que si se caen prematuramente también puede afectar al espacio para los mismos.

Además en los niños pequeños son comunes las caídas y pueden afectar a los dientes de dos maneras:

  • Rompiéndose una parte del diente
  • Que el golpe sea tan fuerte que “mate” al nervio

En el primer caso habría que valorar si el corte ha sido limpio, si ha quedado en esmalte se puede reparar por estética, o dejarlo así hasta que salga el definitivo.

En el segundo caso los odontopediatras tendrían que estimar si es necesario realizar una pulpotomía, para eliminar una parte del nervio.

De momento mis hijos no han llegado a tener traumatismos de estos niveles.. Pero mi pequeño sí tiene las dos palas rotas, pero son cortes limpios, así que así se queda hasta que salgan los definitivos.

 

Tratamientos infantiles en el Dentista

No hay una edad para empezar a tratar a los niños. Como os he dicho, en los dientes de leche también se hacen tratamientos para prevenir.

Al final  se trata principalmente de prevenir, de conocer la clínica, a los doctores, de que no exista ese miedo al dentista. Y de educar a nuestros pequeños para cuidar su boca y así tener una buena salud dental.

Tenéis más información sobre las prácticas de Odontopediatría aquí.

Ir al dentista en familia

Aunque a ti como adulto no te apasione ir al dentista (porque hemos vivido siempre con ese estigma social de que el dentista es malo o doloroso), puede ser una primera oportunidad para llevar a tu hijo y que vea el lugar, a los profesionales, y vea que es algo a lo que no temer y que no duele (puede ser un poco molesto, pero los profesionales ya se encargan de que no haya dolor).

¿Ya habéis hecho la primera visita al dentista con vuestros hijos? ¿Cómo fue?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info