¿Qué hacer para encontrar un canguro a última hora?

Sin categoría0 comentarios

* Post patrocinado

Una de las principales preocupaciones de los padres hoy en día es encontrar a alguien de confianza que cuide de sus hijos. Elegir una buena niñera es primordial para la tranquilidad de la familia, que debe estar segura de que los niños estarán en las mejores manos durante su ausencia.

La conciliación familiar y laboral se hace muy complicada en ciertas ocasiones. Padres y tutores legales necesitan trabajar tanto para sentirse realizados como para obtener los recursos económicos suficientes que permitan mantener a los hijos y a ellos mismos. En otros casos, sólo necesitan salir por recados, por ocio o por placer. Está claro que todo el mundo necesita un momento de descanso y relajación para superar más fácilmente el día a día. También cabe la posibilidad de que surja cualquier imprevisto en el que necesitemos a una niñera que nos aporte seguridad y tranquilidad.

Hay padres que cuentan con la ayuda de los abuelos, tíos y otros familiares o amigos para el cuidado de los niños. Esta es una de las mejores opciones puesto que se trata de personas que conocen bien a los pequeños y no deberían tener ningún problema con ellos. Sin embargo, la elección no siempre se presenta tan fácil ya que cada persona tiene sus obligaciones. Por lo tanto, en ocasiones existe la necesidad de buscar cuidadores infantiles que se hagan cargo de los hijos.

Para conseguir un canguro a última hora existen aplicaciones de uso sencillo que pueden agilizar y realizar de manera más rápida y cómoda todos los procesos y trámites de búsqueda. Páginas como la web de Heygo u otras de similares características son plataformas digitales totalmente gratuitas especializadas en este tipo de servicios. Apps como éstas permiten a padres y babysitters ponerse en contacto fácilmente y sin ningún intermediario.

Canguro-niños

 

Además, brindan diferentes facilidades filtrando por categorías los resultados obtenidos de búsqueda. Se ofrece la posibilidad de seleccionar la zona del domicilio donde resida el contratante para que éste sea cercano al de la niñera. También se puede ordenar el listado final de cuidadores por precios (más caros o más baratos). La mayoría de estas aplicaciones o páginas web incluye opiniones y recomendaciones de anteriores clientes que han conocido a los candidatos. Todas las personas que se ofrecen como canguros suelen ser jóvenes e incluyen en el texto de su presentación información relacionada con su formación y experiencia. Así los padres que necesiten los servicios pueden elegir al que más se adapte a sus requerimientos o necesidades.

Los canguros que se ofrecen para cuidar niños a domicilio también pueden publicar su demanda de trabajo en medios de comunicación como periódicos, pero los anuncios por palabras no permiten dar a conocer una gran cantidad de información. Por tanto, los padres interesados deberán contactar con el candidato seleccionado y preguntar sus dudas a través del teléfono de contacto o email.

Otra de las opciones son las guarderías, escuelas infantiles, jardines de infancia o clubs de juegos para niños, pero suelen ser bastante más costosas y además no son exclusivas, es decir, no se dedican a cuidar a un sólo niño. En lugares como los mencionados suele haber grupos de varios niños. Además, tienen horarios limitados que pueden restringir el tiempo de los padres o tutores, haciendo que éste no sea suficiente para cumplir con sus labores.

La ventaja de los babysitters es que pueden ser contratados para varias tareas, es decir, además de cuidar a los pequeños, pueden darles clases particulares. Estableciendo un precio adecuado entre los padres y los candidatos, cabe la posibilidad de que los cuidadores utilicen las horas de trabajo para ayudar a los niños a hacer los deberes o a estudiar. De esta manera, si los padres se ausentan durante un largo periodo de tiempo, se pueden repartir las horas para juegos, comidas y estudios, dando una cobertura  total a las necesidades de los críos.

Para la seguridad de haber elegido a la persona adecuada hay dar ciertos pasos: entrevistar al candidato ya sea por teléfono o en persona; saber su experiencia al cuidado de los niños y asegurarse de que ha tratado con ellos en otras ocasiones y sabe qué hay que hacer si surge cualquier problema. A veces conviene que se haga una prueba, es decir, que la canguro elegida cuide del niño mientras los padres están en casa para ver cómo se desenvuelve en la situación. Además, es conveniente pedir referencias de personas con las que el candidato al puesto haya trabajado anteriormente para saber qué opinan y cómo fue su experiencia.

Por último, una vez escogida la persona, se deben dar instrucciones muy claras sobre las rutinas que debe seguir con los pequeños. Asimismo, hay que dejar los números de contactos de padres y familiares más cercanos para que la canguro pueda ponerse en contacto con si surge cualquier problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info