Sobreviviendo

BlogDía a día23 comentarios

El sábado cenamos con unos amigos, y cuando nos preguntaron que tal estábamos, nos salió contestar esto entre risas:

Sobreviviendo.

Y es que mal dormir y no tener tiempo de tregua es agotador. No nos quejamos mucho porque el enano es tranquilo, la beba lo lleva bien, y los abuelos vienen a echar una mano cuando lo necesitamos. Pero nos quejamos , sobre todo cuando acaba el día y estamos agotados.

De momento esto no es eso que nos decía la gente de «tener dos no es el doble de trabajo, es más». Es el doble, quizá cuando crezca y esté más despierto el enano cambie la cosa.

Como decía, mal dormimos. La beba sigue con sus despertares, terrores nocturnos, gritos de repente que se paran cuando la calmas. Hay noches de un despertar y noches de ocho. Si le sumamos los días de mocos y tos…fatal lo de dormir. El papi está durmiendo con ella casi todas las noches, para no estar de paseo por casa y cuando está en la cama ser despertado por el enano.

El enano se despierta a comer unas 3 veces, y se despierta ya desesperado por comer, llorando a toda pastilla. Intento cambiarle de pañal cada dos tomas para que no se le salga, que sino vaya rollo cambiarlo entero. Suele dormirse después rápido y sino me incorporo con una almohada y lo echo encima mía a dormir. Mi regla es no levantarme de la cama (que con la beba nos dábamos unos paseos de aúpa) y dormir como sea todo lo posible.

Durante el día es un no parar. Algún día hemos conseguido unificar siestas, pero no es lo habitual, justo duerme la beba y a los 5 minutos reclama teta el enano, y entre la toma, el eructito y tal, ambos despiertos y yo sin dormir, sin recoger, sin hacer la comida, o sin ir al baño.

Me faltan brazos. Unos días me echo a dormir pensando que no he estado con la beba y otros que no he estado casi con el bebé más que para la teta. Cuando llega el papi tiene la misma sensación. Si juega con la beba, se van de paseo, la baña (y el resto de rutinas del día), se va a dormir apenas habiendo cogido al peque 5 minutos. Sino es al revés, no está con la beba porque esté yo más con ella.

También me faltan brazos para poder hacer la comida, recoger o ese tipo de cosas más secundarias ahora mismo. Pero me encantaría sacar media hora para hacer un bizcocho para tener para desayunar.

He descubierto, haciendo como contaba hace tiempo María de Mama Puede, que madrugando, osea durmiendo menos aún, consigo tener todo más controlado. Puedo ducharme a diario, desayunar, e incluso desayunar tranquila, preparar el primer plato de la comida…

Creo que acabo de encontrar el verdadero problema. No es que dos hijos requieran mucho tiempo, es el señor sueño quien me roba el tiempo!! ¿Lo veis también así o soy yo que se me va la cabeza por dormir poco?

He empezado el post diciendo que nos fuimos a cenar. Algun@ dirá, se pudieron ir a cenar, que maravilla! Os explico como fue. La beba en casa de los abuelos, y el bebé con nosotros que entre toma y toma aprovechamos para cenar, y él para echar una buena cabezada (la mejor del del día, menos mal!). En cuanto acabamos la cena estábamos que nos caíamos de sueño, vamos que no somos ahora mismo la mejor compañía para una buena conversación.

Sin título-1

¿Vosotros como os apañáis con varios hijos? ¿Tenéis super poderes?

 

 

23 comentarios en “Sobreviviendo

  1. Ay, que me pongo en situación y me angustio, jaja. Qué difícil tiene que ser. A mí ya con uno se me hizo un mundo, no dormía, con la lactancia fatal, postparto horrible… Tengo muy presente aún todo aquel infierno que viví, aunque a veces las hormonas se me revolucionen y me pidan otro bebé, jaja.
    Notmal que digáis lo de sobrevivir, si con uno es difícil, con dos ya ni te digo. Ánimo con el dormir, ¡besos!

    1. Lydia dice:

      Yo feliz soy de q los postpartos han ido bien, que sino vaya horror!! Ahora m faltan manos, horas y de todo..

  2. Nora dice:

    Te súper entiendo!!! también empecé a hacer eso de levantarme más temprano. Pero este último tiempo tampoco me funciona. A los 15 minutos tengo a las dos nenas atrás mío. Así que también intento quedarme hasta más tarde (anoche imposible, la beba estaba con unas líneas de fiebre por la dentición. No me podía levantar ni para ir al baño).
    Saludos, fuerzas, 3 tazas de café (como las extraño) y un abrazo.
    Nora

    1. Lydia dice:

      Ay q pereza q le salgan dientes, la.beba lo pasó fatal. Yo intento madrugar todos los días y acostarme antes de las 12 imposible..

  3. Isa dice:

    Menuda superwoman, yo tengo que decirte que Mario duerme seis horas de tirón por la noche ya, a veces 7 u 8 horas, y entre tomas también duerme bastante, vamos que es un dormilón! Jaja Eso sí, por la noche me duele todo, porque me faltan horas y acabo muerta, pero de momento me apaño yo sola hasta después de comer, luego echaré de menos que duerma tanto! Jaja Ahora he empezado con el ejercicio en casa para recuperarme. Muaa

    1. Lydia dice:

      Alaaa 7-8 horas!!! Aquí 5 como mucho, pero claro si son de 9-2 de la mñn, y yo me echo a las 12, no duermo más que dos… Bueno, y q miner tb se despierta…. Pfff ta recuperada del todo??

  4. nuestrocachorro dice:

    buf mucho ánimo, poco a poco y ya recuperarás sueño es que todavía son pequeños los dos. Pero seguro que cualquier día alguno duerme del tirón 🙂

    1. Lydia dice:

      Sí, seguro q recupero sueño en algún momento…cuando no sé…

  5. Ayayayayay poco a poco! Yo con una hay días que no puedo ni con una! No creo que tengamos superpoderes, creo que las madres somos unas supervivientes!!!

    1. Lydia dice:

      Sí tuviera poderes quitaría las manchas ajjaja sobrevivimos claro que si!

  6. Layla dice:

    Normal, corazón! Llevándose tan poquito es comprensible que vayáis sobreviviendo 😉
    Un besote y mucho ánimo, que lo estás llevando muy bien.

  7. Yo ya sobrevivo con una ¡no me quiero imaginar lo que sería esto con más! Por lo que veo, el no ser primeriza no ha facilitado las cosas, porque el trabajo de tener 2 peques en casa multiplica el cansancio por encima de la experiencia adquirida. De momento creo que vamos a seguir viviendo con una única bichilla.

    1. Lydia dice:

      Facilita el que vas sin miedo, pero el cansancio incrementa mucho!

  8. marifififi dice:

    Yo sobrevivo porque tengo una. Con dos no me lo quiero ni imaginar… Besos y mucho ánimo que en nada ya salen ellos solos de cena y vosotros podréis desquitaros

  9. mamá puede dice:

    Mi secreto ya lo sabes, dormir menos pero yo personalmente lo prefiero.
    Prefería dormir tres cuartos de hora menos pero levantarme desayunar tranquila, ducharme y hacer lo más urgente y luego ya lo que me dejasen. Prefería hacerlo así porque sino iba de cabeza todo el día.

    Sobre lo de que te faltan manos y esa sensación de estar con uno mucho y con el otro nada yo también la tenía, pero eso es sólo al principio, porque seguro que ya empiezas a hacer cosas con los dos y se lleva mucho mejor.

    Lo de las siestas, tarde en un tiempo en conseguir unirlas pero de verdad que merece la pena, aunque sea que coinciden sólo media hora, pero no sabes lo que cunde!

    Y mucho ánimo!!

    1. Lydia dice:

      eso espero que luego se puedan hacer cosas a la vez con ellos. es una sensación angustiosa el hecho de ver que un día has «pasado» de uno por estar ocn el otro…
      Yo de momento sigo lo que me dices, madrugar y preparar todo sola, me da una tranquilidad mental tremenda, y las siestas el día que coinciden suelo aprovechar para seguir quitándome tareas que hacer de casa o aprovecho para desconectar y mirar cosas del blog, twitter, vamos conectarme en otro sitio, me relaja! besos!

  10. Irene MoRe dice:

    Mi problema es que ni siquiera puedo madrugar para hacer más cosas. En cuanto e levanto se activa el sensor del enano y se despierta, jejejeje. Total, que después de tres intentos decidí no levantarme antes, porque de igual manera acababa desayunando con un niño en la teta.

  11. Pues nosotros estamos igual. El PequeMayor requiere mucha atención porque es muy inquieto y el pobre Pequeñajo es un bebé todoterreno, a veces le digo a mi marido. ¡Pobrecito, si parece que no esté! Pero él está la mar de feliz viendo a su hermano hacer el cabra. En casa no me hacen falta sonajeros, muñecos musicales ni nada de eso, no hay mejor distracción que su hermano, eso sí, que no salga de su campo de visión.
    Yo es que más temprano soy incapaz de levantarme, siempre he sido muy dormilona y el PequeMayor se duerme más bien tarde y el Pequeñajo se levanta temprano. Si durmiera del tirón quizás, pero con las tomas nocturnas yo a las seis no me levanto que si no me voy arrastrando lo que queda de día. Aunque en septiembre pasaré a trabajar de mañana y tendré que levantarme a esa hora, ¡no sé cómo aguantaré!

  12. Tal como lo has contado, parece que has contado mi día a día!! Y es que claro, tu y yo vamos a la par. Lo de madrugar yo también lo hago, con lo que me cuesta, pero es que si no no cunde nada el tiempo! Así que lo de ducharme y desayunar tranquila por lo menos lo he conseguido, si luego tenemos que comer salchichas de paquete..pues ya veremos! 😉

  13. pequebom dice:

    No me dan ganas de que llegue octubre!!!! Jejeje pero vamos, visualizo algo así, es que el cambio, como dices, tiene que ser más del doble. Me consuela pensar que la peque no suele despertarse, pero tampoco es que me tranquilice…
    Mucho ánimo familia!!!!

  14. jajaja, sí, hay que tener superpoderes de lo contrario es imposible 😉 Ánimo guapa!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info