Frascos o botes de calma: que son y como hacerlos

Artículos de bebéBlogDIY4 comentarios

Parece que están de moda los botes de calma para calmar a los niños, para jugar, para usarlos en la mesa de luz…

Hace poco leía un artículo sobre frascos de calma relacionados con la corriente educativa Montessori.

Es aparecer esa palabra, Montessori, y siempre me entran ganas de leer e informarme sobre ese método educativo que principalmente trata sobre seguir el ritmo de los niños, dejarles explorar y guiarles.

Me pareció interesante lo que hablaban sobre los frascos de calma, así que os cuento que son y como hemos hechos nuestros propios frascos de calma para los niños.

Botes o Frascos de calma

frascos-de-calma

Son botes de cristal o plástico transparentes en los que se meten diferentes líquidos y purpurina u otros objetos.

El uso principal que le dan como su propio nombre indica es para calmar a los niños, hay que ofrecérselos a los niños cuando tienen una rabieta, para que se concentren en otra cosa y salgan del estado de lloro y desesperación (para los padres) en el que entran. (Aquí podéis ver un vídeo de como hacerlos)

Así como idea de distracción me pareció chula. De hecho siempre he recurrido a distracciones cuando la beba (el enano es muy pequeño aún) coge una rabieta o un llanto profundo por algo. Hasta el momento las rabietas que tiene la beba son principalmente porque quiere algo, como el chupete, salir desnudar a la calle, un juguete de su hermano, porque no le hemos puesto su cuchara favorita (y otras desgracias gravísimas similares) y las solucionábamos con distracciones como estas:

  • Ofrecer alternativa
  • Una canción
  • Un objeto/juguete que le gustase
  • Cosquillas
  • Móvil (si pilla fuera de casa y no sirven las anteriores nos bajamos los pantalones rendimos y ofrecemos el móvil, juegos, dibujos…)

Así que cuando leí lo del bote pensé en probar. Llegó una noche que no consiguió abrocharse bien en la trona y se cogió una llantera terrible y ¡yo sin bote de la calma! Así que le di su botellín de agua y le dije «mira como se mueve el agua, hace olas». Y por unos segundos relajó su ritmo y se tranquilizó.

Hice al día siguiente un frasco de calma, y dice que esta lleno de polvo de hadas, pero no es «mano de santo» (y me quedó feo de narices).

Para hacer los botes de calma usé:

  • Agua
  • Jabón (glicerina mejor)
  • Purpurina
  • Colorante alimenticio
  • Botes tipicos de jabón para llevar en aviones o botellines de agua
  • Pegamento para cerrar el tape y que no lo abran

Si los niños son un poco mayores puedes hacerlos con ellos.

Todo esto de contaros hoy sobre los botes de calma, viene porque tras leer sobre este tipo de frascos, el otro día en mi timeline de Facebook me salían otro tipo de post al respecto. Vienen a decir que el frasco se lo apliquen los padres y que aprendamos a empatizar y a solucionar con cariño esas situaciones.

frasco-calma-padres

Pues si, toda la razón. ¡Pero es que eso yo ya lo hacía! Y sí que con cariño, abrazos, hablarles a su altura, empatizar, dialogar, ofrecer una alternativa cuando lo que piden no es posible… se consigue salir de la rabieta, a veces cuesta más y otras menos. Pero si el frasco funcionara aunque fuera en un 50% ¡¡yo lo aplicaba!!

Sobre todo porque muchas veces el origen de la rabieta es una chorrada tan grande que acaban llorando sin saber porque. Y salen de la rabieta a cambio de un trozo de jamón, de jugar a otra cosa, de mirar por la ventana, de hacerles de payaso…

Así que desde aquí acepto cualquier método para salir de las rabietas sean frascos de calma o bailes regionales, aunque cada vez hay menos rabietas (menos mal), aunque he de decir que soy muy fan de las botellas sensoriales en general, que no sólo sirven para rabietas sino también para aprender.

frasco-calma-mesa-luz

Aquí os dejo un enlace que me encanta de como hacer botellas sensoriales y un tablero de pinterest con más ideas. Que por cierto, estas botellas sirven ideal para jugar en la mesa de luz.

¿Qué opináis de los frascos de calma? ¿Tenéis? ¿Son útiles?

4 comentarios en “Frascos o botes de calma: que son y como hacerlos

  1. Pues no tenemos ninguna, pero llevo semanas viéndolas por todas partes!!! jejejeje ¿Eso querrá decir algo? La verdad es que si me gustaría probar de hacer alguna, y si no sirve para ella, igual si que funciona para mi! jajajajaja

  2. sradiaz dice:

    Me parece una idea grande grande. Voy a hacer un par de frascos a ver qué tal quedan… Y si me sirven para recordar que yo también debo manrener la calma.

  3. irene dice:

    Pues yo ayer me anime a hacer uno…. Y me quedó mas bien un truño. 🙁
    Creo que emocione cn la.purpurina. se me ha quedado cn mucha y muy oscuro. Pero es q la del vídeo parece que echa medio kilo de purpurinas… Tendré que mejorar la técnica jajajs

  4. pequeboom dice:

    Esto también me lo apunto! Ideaca!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info