Comer jamón o embutido en el embarazo: ¡Se puede!

BlogEmbarazo13 comentarios

Una de las cosas que más me llamó la atención al quedarme embarazada era que no se puede comer jamón ni embutidos durante el embarazo. Mira que el embarazo tiene ciertas ventajas, pero esta es una desventaja enorme.

Comer jamón siempre viene bien, es un alimento que a mi personalmente me gusta mucho, para merendar, para algún sofrito en verduras. ¿Y que pasa durante el embarazo? ¿ no se puede comer jamón?

La toxoplasmosis: el motivo de no poder comer jamón y embutidos en el embarazo

La toxoplasmosis es una de esas palabras que quizá no habíais oído hasta que os quedasteis embarazadas. En el diccionario de embarazadas tenéis esta y otras más. La toxoplasmosis tal y como la define Google es:

«Enfermedad causada por protozoos que se presenta en diversos mamíferos, aves y reptiles y puede contagiarse al ser humano por contacto con animales afectados, especialmente gatos, o por el consumo de verduras contaminadas con las deyecciones de estos.(…)la toxoplasmosis suele ser benigna e incluso asintomática, pero resulta peligrosa si se contrae durante el embarazo, puesto que puede provocar malformaciones en el feto»

En Wikipedia la definición es más técnica, y añaden:

Las medidas de prevención son particularmente importantes en las mujeres embarazadas y consisten en normas generales de higiene para evitar la transmisión por alimentos o agua contaminada, no consumir carne cruda o mal cocida y evitar contacto con heces de gato.

Ya veis que no es grave, en principio el 50% de nosotros puede haberla pasado y no haber notado más que síntomas de un catarro común. Pero sí es grave durante el embarazo.

comer-jamon-en-el-embarazo

Como habéis leído no sólo se trata de comer jamón durante el embarazo, sino que hay que tener en cuenta otros factores de riesgo

  1. Jamón y embutidos en general
  2. Carnes crudas
  3. Verduras mal lavadas
  4. Heces de gato

Las heces de gato no es que te las vayas a comer, pero puedes contagiarte al limpiar el arenero (o como llaméis a la zona de pis y caca de vuestros felinos)

Como evitar la toxoplasmosis y comer jamón

Yo creo que evitar las heces de gato es fácil y una excusa perfecta para que lo haga el futuro papi , lavar bien las verduras también es fácil. Existen productos para ello y sino con agua con vinagre también se limpian. Cocinar más la carne es fácil también.

Pero, ¿y el jamón? Ese jamón serrano tan rico cuando sales de tapas con tus amigos (disfruta de estos momentos previos a tener hijos), ese jamón que ponen en la mesa en Navidad, jamón bueno bueno, o esos bocadillos para merendar o almorzar (porque durante el embarazo hay que hacer muchas comidas diarias, sobre todo el primer trimestre).

Sí se puede comer jamón, pero… ¿Cómo?

comer-jamon-en-el-embarazo1

El jamón una vez que se cocina también se puede comer. Y sino, aunque cambia un poco el sabor, lo congelas previamente y así también evitas la toxoplasmosis.

Recetas con jamón:

  • Judías verdes con sofrito de cebolla y jamón. (sustituye judías por espinacas e igual de bueno)
  • Pizza casera «serranita «.
  • Espárragos trigueros con jamón.
  • Albóndigas de carne. Echarle un poco de jamón da un sabor muy rico.
  • Croquetas de jamón de la mia mamma.

Supongo que podría seguir, ¿verdad? El jamón siempre apetece y es un rollo evitarlo en el embarazo, pero ya veis que podéis disfrutarlo de otras maneras.

¡Por cierto! Jamón cocido, ósea Jamon York sí podéis comer. hayáis pasado la toxoplasmosis o no. En mi caso acabé muy hartica del jamón york todos los días el mismo almuerzo.

Y si sois de las afortunadas que habéis pasado la toxoplasmosis…¡a comer jamón y embutidos por las demás!

Si tenéis alguna otra deliciosa receta a la que le añadís jamón, o algún otro truco para comerlo durante el embarazo, ¡os espero en los comentarios!

 

Si te ha gustado comparte, te espero en Facebook, Twitter e Instagram.

Imagen: propia y Pixabay

13 comentarios en “Comer jamón o embutido en el embarazo: ¡Se puede!

  1. A mí mi matrona me dijo que no había problema con el jamón, que con la curación que lleva es suficiente para que no sea peligroso el comerlo, yo no sé si llevaba razón o no, (ahora pienso que fui una inconsciente al creerla tan rápido) pero después de que me lo dijera yo comí jamón sin problema y afortunadamente, no tengo nada que lamentar. Lo de congelarlo lo había oído pero también he leído que no es muy práctico, que lo que necesita la bacteria esa del demonio para desaparecer es calor, el frío poco le hace, tampoco sé si es cierto o no, se dicen tantas cosas! Si un día hay un tercero investigaré exhaustivamente el tema 😉 Un besito!

    1. Lydia dice:

      Mucho hablas del 3!!!! Yo en el 2 embarazo ya no lo congele. Comía cnd quería. Es cierto q con la curación que llevan es difícil cogerlo. Es más fácil cogerlo si comes embutido «de Pueblo» que llevan menos procesos. De todos modos hay gente que se lo toma al.pie de la letra y no come nads por miedo, siendo que hay recetas que si lo permiten! Besos y a por el 3!!!

  2. A mí la matrona me dijo que el jamón podía comerlo del envasado al vacío en el súper, igual que el chorizo . Los caseros, mejor evitarlos. Así hice durante el embarazo,. No sé si fue una imprudencia o no, pero creo que volvería a hacerlo

    1. Lydia dice:

      Yo en el 2 embarazo me salté esto…comí del envasado como dices, porq si en 28 años no lo había pillado comiendo así… Desde luego embutidos de «pueblo» si que hay que evitarlos! Besos

      1. Lapsicomami dice:

        Jajaja Eso pensé yo durante todo el embarazo: si no la he tenido en treintaypico años, si he tenido gatos, y la gata de mis padres, a la recogimos de un contenedor, nos pegó la tiña pero no la toxo… ¡tan fácil no será de pillar! Pero luego confieso que fui un poco cagona y no comí jamón (sin cocinar) en todo el embarazo.
        PD: Lo de la tiña fue hace muchos años, ya puede venir la gente a casa de los abuelos sin problemas jajajaja

        1. Joer psicomami, es que contigo me tengo que reír hasta en los comentarios! jajaja

        2. Rebeca dice:

          Yo llevo recogiendo gatetes de la calle toda la vida y no pasé la toxoplasmosis así que ni caso😀😀

  3. María F.P. dice:

    La congelación no mata la bacterias, solo las deja como en ‘stand by’ (hice el curso de manipulador de alimentos y es lo que ponía) y cocinarlo si.
    Yo soy de las de mas vale prevenir que curar. En mi caso no pude comerlo porque me dio negativo, pero de haber salido positivo no lo habría comido… De hecho tengo una amiga que le dio positivo y su matrona le recomendó evitarlo de todas maneras. Total, son 9 meses. Yo ya me he desquitado después jajajaja. Me vuelve loca el fuet y fue lo primero que me compré al salir del hospital jajaja

  4. Ainara dice:

    Atención a la respuesta de mi ginecologo cuando le pregunté si podía comer jamón durante el embarazo: «Si en tus 27 años nunca has cogido la toxoplasmosi, que te hace pensar que la cogerás ahora?»
    Y por parte tiene razón… si lo tienes que coger lo cogerás sea por el motivo que sea de los qe comentas! Así que si, estemos atentas, pero sin exagerar!!!

  5. Esto del jamón creo que más bien va por modas. Cuando mi madre se quedó embarazada de mi (hace 25 años) obviamente esto ni siquiera se sabía pero lo sorprendente es que cuando estuvo embarazada de mi hermano pequeño (hace 14 años) también pudo comer tranquilamente jamón y carnes. Lo curioso es que unos meses después una tía mía se quedó embarazada y ya a ella le prohibieron el jamón. Ahora que mi prima acaba de quedarse embarazada le han dicho que no hay problema alguno con esto, y la verdad es que a mi me da qué pensar cuando cambian tanto de opinión!

  6. Mi madre me lo metía en el horno y me lo churruscaba cada fin de semana. Es que 9 meses completos sin jamón es mucho decir. Además, que lo peligroso es al principio. Recuerdo que en una revisión a los 8 meses la matrona me dijo que me dejara de tonterías, que si la niña ya estaba formada no se le iba a caer ahora una mano o un ojo por comer jamón.

    1. Lydia dice:

      Ayy como se le va a caer una mano jajaj

  7. Elena dice:

    Muchas gracias por el artículo, creo que estás fiestas me comeré algún trocito ;).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info