Cómo conseguir que mis hijos no se destapen por la noche y no tengan frío

Artículos de bebéBlogMaternidad2 comentarios

Pasar las noches vigilando si tus hijos se destapan o no es muy habitual en muchas casas. Pero existen trucos para que los niños no se destapen por la noche, para que duerman arropaditos y calentitos sin que estemos abriendo el ojo cada hora.

Si los niños duermen bien tapados por la noche también nos evitamos despertares nocturnos, porque muchas veces se despiertan por el frío porque ellos aún no son capaces de taparse solos. A veces no llegan ni a despertarse, solo se les oye quejarse, vas, les tapas y siguen durmiendo, pero tú ya has tenido que levantarte y cortar tus dulces sueños. Existen taaantos motivos por los que se despiertan por la noche, que al menos si tenemos controlado el que no pasen frío y no se destapen, ya estamos evitando uno de ellos.

Os cuento que maneras existen para que los niños duerman tapados toda la noche, sin pasar frío y cuáles usamos o hemos usado nosotros:

1.- Pinzas para que los niños no se destapen

Estás pinzas para que no se destapen las descubrí el año pasado gracias a un regalo de los amigos de Kreababy.

Son pinzas tipo chupetero, hechas de madera, con una goma en medio y vienen en packs de 2 uno para cada lado de la cama. Os hablé de ellas aquí.

Agarras un extremo a la funda de la almohada y el otro a la sábana, manta o nórdico; y la otra pinza igual pero al otro lado de la cama. Una vez que el niño está en la cama muchas patadas tiene que dar para conseguir que el nórdico (en nuestro caso que usamos nórdico) se le quite de encima.
De hecho, mi hijo ha acabado alguna vez saliendo por debajo de la almohada hacia arriba, pero destapado no.

Así que es un truco muy bueno para conseguir que duerma tapado toda la noche.

2.- Poner sábanas con cremallera.

Seguro que de bebés habéis visto sábanas de este estilo. El nórdico o la sábana que tapa va unida con cremallera a la bajera. Tú subes y bajas la cremallera y metes al niño dentro para que no se destape ni pase frío. Tenéis el enlace para verlas aquí, estas que os pongo son de ejemplo que he visto en Amazon, porque nosotros no tenemos.

Nosotros conocimos este tipo de sábanas en un viaje cuando nos las pusieron en la cuna que pedimos. Y nos gustó mucho la idea, como con las pinzas, te aseguras de que la sabana no se mueva, y si el niño tiene calor, acabará saliendo de alguna manera, eso lo tengo comprobado.

Hace poco me dijo una mamá del cole que ella le pidió a la buenaabuela que le hiciera esto mismo con sábanas compradas para poderselo seguir poniendo a su hijo en la cama. Sábanas de Ikea y metros de cremallera uniendo la sábana bajera a la funda del nórdico y listo.

3.- Sacos de dormir

Cuando los niños son más bebés creo que es algo que se lleva mucho para que duerman tapados toda la noche, los sacos de dormir. Como veis hay de diferentes tipos de sacos para dormir de bebés, para mis hijos tuve como el primero de tirantes.  Además de los tirantes con corchete llevaba cremallera en medio, este de la foto lleva la cremallera en un lado. El segundo tiene mangas, pero se pueden quitar, y el tercero es más finito, para el verano. Los dos primeros los he visto en la web de verbaudet y el del pez en Tutete, ya veis que venden en cualquier lado y de muchos colores y estilos.

Lo malo de los sacos de dormir es que como mucho hay talla 3 años. Y tienes que empezar a buscar nuevas opciones. Existen unos más grandes, con diseños muy divertidos hasta 7 años que se llaman Norkid, pero no he visto uno nunca en directo para ver cómo son, de hecho los he visto de casualidad por google, no sé si existen más de este estilo.

Visualmente son muy originales, e irán genial para niños mayores.

No he encontrado el saco que tenía para mis hijos, ya lo puedo buscar, ¡¡que pronto llega la tercera!!

4.- Doble pijama

A veces hace tanto frío que he oído que hay padres que dejan leotardos o leggings puestos a los niños al dormir. Y de cintura para arriba la camiseta interior gruesa y el pijama.

Pero también hay quien pone las siguientes capas:

  • Ropa interior con camiseta interior
  • Pijama “normal”
  • Pijama recio. De los que son más tipo felpa, o incluso de los que son de estilo mono, como si fuera un disfraz con capucha incluida.

5.- Sábana fantasma

Esta opción os la he dejado para el final porque a mí no me gusta, me resulta un poco agobiante. Aunque también os digo que por ese motivo nunca he comprado y no la he probado.

Digamos que tú metes a tu hijo en la sábana como si fuera una camiseta, y así de ahí no sale. La foto es de Amazon, pinchando sobre ella os lleva a ver la sábana en concreto. A mí es que no me gusta este sistema, si lo habéis probado, ya me contaréis que tal os funcionó.

¿Qué método es mejor para que tus hijos no se destapen por la noche?

Aquí os dejo mis opiniones tras la experiencia:

Cuando son bebés…

Cuando son bebés y toman pecho, normalmente los estás moviendo de un lado a otro para las tomas, por lo que la sábana fantasma mal, el doble pijama si hay que cambiarle de pañal a mitad de noche, mal también.

Quizá el saco sea la mejor opción porque coges al niño con el saco puesto, y si has de cambiarle de pañal con abrir la cremallera del saco sin quitarle tirantes ya tienes ahí listo al niño. Lo malo es que tenga algún escape y se manche el saco, que necesitarás uno de repuesto, o mantitas normales.

Las pinzas y la sábana con cremallera también sirven pero si aún se mueve mucho para que lo cojas tienes que estar quitaypon toda la noche.

Cuando tus hijos duermen solos y del tirón (o muchas noches del tirón)…

Las pinzas y la cremallera creo que es lo que va de maravilla en esta etapa. Porque si quieren “escaparse” por exceso de calor podrían, pero así te aseguras que toda la noche la pasen sin frío. Los sacos siguen estando bien, pero quizá ya no haya de su talla.

Cuando tus hijos tienen 3 años o más…

Aquí hago un momento concreto en la evolución de los niños porque suele ser la etapa de quitar el pañal, un poco antes o un poco después. Y en esta etapa interesa que los niños:

  • No pasen frío porque con el frío hay más probabilidad de escapes.
  • Puedan salir de la cama fácilmente si tienen pis a media noche
  • Puedan bajarse solos la ropa si tienen pis
  • Podamos cambiar las sábanas rápidamente si hay un escape a media noche.

Por lo tanto evitaría sacos de dormir, sábanas fantasmas, y muchas capas de ropa. En general muchas capas de ropa las evito siempre porque a mi hija le pasaba que si sudaba le salían irritaciones en la piel. Así que prefiero siempre taparla bien.

Cuando tus hijos se hacen mayores…

Lo primero es explicarles que se tienen que tapar y que se tapen solos! A veces lo aprenden, igual que el beber agua sin tenernos que llamar, pero otras veces no. Así que si nos llaman, les tapamos, a veces como os decía no llegan a despertarse, empiezan a gruñir y cuando llegas los ves dormidos y destapados, y relacionas esa intranquilidad con el frío.

¿Cómo conseguís que duerman tapados vuestros hijos? 

2 comentarios en “Cómo conseguir que mis hijos no se destapen por la noche y no tengan frío

  1. Nahnnuk dice:

    Hola, genial artículo. Quería comentarte que sacos de dormir los tienes hasta los 8 años en la empresa The penguin bag (que tiene un nombre muy internacional pero son de la tierra, de Asturias 😊). Quizás también pueden ser una opción 😊😊😊

    1. Lydia dice:

      Pues los miraré y los añadiré a la lista, gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info