Incompatibilidades de la maternidad: look perfecto

BlogMaternidad18 comentarios

Y seguimos con una nueva entrega de Incompatibilidades de la maternidad. Hasta ahora os había hablado de lo que cuesta darse una buena ducha, y muchas os visteis reflejadas. También os conté que las vacaciones cambian, ya no descansas, solo cambias de aires. Y por último os hablé del sueño, de esas siestas a pierna suelta una tarde sin querer, o esas pequeñas cabezaditas diarias tras la comida, como se echan de menos.

Pues hoy os hablo de otra incompatibilidad: ir con el look perfecto.

 

Look ADSM 

Osea, antes de ser madre.

ADSM yo iba de compras, compraba cositas para mí, unas prendas catalogadas en “para diario”, otras “para trabajar”, “para salir”, “hacer deporte”. Tenía complementos varios, bolsos de varios tamaños, todo ordenadito, calzado para el calor, el frío, tacones, zapatillas… Lo normal pensaréis.

Me arreglaba, durante media horita (no soy de las de 2 horas delante del espejo), me maquillaba, me cambiaba de camisa si no me gustaba una, de medias, de zapatos… Hasta me hacía algún peinado. Dada mi destreza y mi pelo, únicamente sabía rizármelo con la plancha, pero oye, que iba diferente y bien guapa.

A diario me ponía “cualquier cosa”, e iba conjuntada, con la ropa limpia, bien peinada, con complementos, colonia... y sin esfuerzo, era algo que hacía en un periquete antes de salir de casa.

Look DDSM

Una vez que te conviertes en madre esto cambia. Inicialmente porque sigues con algún kilo de más y la ropa no te queda igual. Además si eres madre lactante hay que “estudiar” la ropa que te vas a poner, para saber si es apta o no para descubrir el pecho cuando sea necesario. Solo por el tema de la lactancia, podemos descartar la mitad de mi armario como vestidos que no lleven botones o camisetas ajustadas. Una camiseta un poco amplia, o que de igual que se de de sí por subírtela es apta para la lactancia (yo soy además de ponerme una camiseta debajo para no ir con la tripa y riñonada al aire), o una camisa de botones, o camisetas con cremalleras o escotes elásticos. Pero claro, este tipo de prendas que ahora nombro son el 5% de mi armario. Es decir, que da la casualidad que sirven para lactar.

Así que el Look de DDSM se caracteriza como primer punto, por ropa apta para la lactancia. Y no ha de ser la que venden exprocesamente para eso, porque es cara y generalmente no es muy estilosa, para mi gusto.

Supongo que no seré la única que en el útlimo momento antes de salir de casa se ha dado cuenta que su querido retoño ha echado una bocanada, y que justo te ha caído un poco en el pantalón, camiseta… le das con agua y te vas pitando de casa. Si llegas tarde de normal a buscar a la hija mayor, imagínate si te pones a cambiarte cada vez que en la puerta haya un “incidente”.  También es cierto que a veces te pones algo con una mancha, y como no da tiempo a mirar en el espejo, la ves cuando llevas 3h fuera de casa.  Por lo tanto, segundo punto del look de DDSM, es que siempre hay alguna mancha que te acompaña.

images

Relacionado con mirarte al espejo y ver las manchas, va el peinado. Antes, yo por lo menos, me levantaba y me peinaba, tenía tiempo como os decía a coger la plancha y hacerme alguna floritura. Ahora me he visto muchas veces pasándome la mano por la cabeza a modo cepillo de pelo  en la puerta de mi casa al tiempo de salir (sí ese momento en que sale la bocanada). Por no hablar del tiempo que “pierdo” secándome el pelo. Ahora porque es invierno y no me queda otra que coger el secador. Pero me seco el pelo “al aire” y gracias a que es como es y queda decente, aunque no queden todas las puntas en la dirección que me gustaría. Así que tercer punto del look DDSM es que el peinado es algo natural, nada cuidado y preradado.

descarga

Cambiamos a la otra punta del cuerpo. Los pies y el calzado. Yo personalmente no era chica de tacones, pero ahora ni me lo planteo. Además de la incomodidad de pisar por un parque con tacones, llevar en brazos a un bebé con el “desequilibrio” que te pueden dar los tacones, y el hecho de corretear sin parar detrás de ellos, creo que son motivos suficientes para evitarlos a diario. Y este es pues el cuarto y último punto del look DDSM, zapatos planos, cómodos, o directamente deportivas/tenis/maripis.

 

¿Os sentís identificadas en algún punto? ¿Alguno más que añadir?

 

18 comentarios en “Incompatibilidades de la maternidad: look perfecto

  1. Raquel Sperides dice:

    Madre mía, si es que con dos peques no tiene que dar tiempo a nada. Pero piensa que en un par de añitos ya se manejan solos y puedes volver a tus rituales de antes.

    1. Lydia dice:

      Pero con sólo la beba al.principio me pasaba igual, olor a leche seca constabte’!! Con dos es mejor no mirarse jajja

  2. Lapsicomami dice:

    Vestirse tras ser madre debería puntuar para un máster en solución de problemas y creatividad.
    Camisetas amplias y vaqueros componen gran parte de mi armario actual (que es la décima parte del que fue antes de ser madre), porque el universo ropita ajustada pasó a la historia (de alguna manera hay que disimular esto que ha quedado donde antes estaba mi “barriguita”), jejeje.
    Y bueno, lo de las manchas… Con la maternidad cambia el umbral de lo que consideramos tolerable para salir: una mancha sólo?!?!? PERFECTO para irnos! 😉

    1. Lydia dice:

      Ajjaja perfecto, total cuando llegues al destino ya te habrán puesto otra Mancha… Además de vaqueros y ropa amplia, hay que destacar que los vaqueros no pueden ser de cintura baja porq sino es agacharse hacia el churumbel y…Hucha a la vista…

  3. ¡Ay los looks! Yo era poco fashion, cool, trendy, o como quiera que se diga ahora a lo de ir a la moda. Pero después del parto me he quedado para el arrastre. Si vamos de tiendas sólo miro modelitos monos para mi bichilla. Con decirte que para el día de la madre, ha sido mi madre la que me ha regalado una blusa un poco mona para ver si empiezo a hacer el esfuerzo de lucirla…

    1. Lydia dice:

      Jajja a mi tb me pasa que digo que voy de compras y pa mi no compro nada. Y es que además apto para la lactancia y mono es complicado… Solo de pensar en la ropa para bodas y party de este año me da una pereza..

  4. marifififi dice:

    Jajajaja, me siento tan identificada, que mi post del lunes trató de lo mismo. Me ha encantado lo de las manchas, acompaña siempre al look de madre reciente. Besicos

  5. yoli dice:

    Arreglarse con dos es prácticamente imposible así que look me pongo lo primero que pillo cómodo y que no parezca un payaso porque las dos horas de acicalarme las gasté con las peques ja ja ja ja ja

  6. sra.jumbo dice:

    jajaja mira, yo antes ya era bastante “comoda” en el sentido de que para diario iba de plano,coleta,cómoda y tal.Eso si, llegaba el finde o salíamos por ahí y me calzaba mis tacones, mis minifaldas,me pintaba etc. Desde que soy madre, el maquillaje ha desaparecido,la coleta es mi mejor amiga y los tacones solo los he usado tres veces: Su bautizo,una boda y esta navidad. Y lo peor es que me he acomodado y ahora aunque pueda,ya no quiero ni tacones ni maquillajes ni leches, voy tan agustito con mis zapatillas y mi coleta.. ainsss

  7. nuestrocachorro dice:

    me identifico con todos, jaja sobre todo con el del pelo… tenemos que ponernos las pilas

  8. Érase una mamá dice:

    Este post lo podría haber escrito yo! Jajajaja

  9. Mamá Pata dice:

    Yo tengo una crisis de estilo fatal desde que soy madre, me cuesta mucho verme bien con ropa que antes me encantaba. Pero no se debe a que ya no me quede bien por kilos de más ni nada de eso, es como si ahora ya no gustase esa ropa pero no se muy bien porque. Y luego voy de compras y tampoco encuentro nada que me guste mucho, así que voy todos los días con lo mismo! jajaja!

  10. pequeboom dice:

    Es tal cual, de hecho yo acabo con alguna mancha siempre!!!! Voy al curro sin peinar, bb cream en vez de maquillaje, polvos y sombra, zapatos planos siempre…ufff y como dices la ropa de lactancia es bastante sosa para mi gusto.

  11. Pues me siento identificada con todos!!!
    Yo eso de arreglarse ya no se ni lo que es, ni recuerdo la última vez que me pinté, y ya no hablemos de tacones que me da la risa! jajajaja
    A ver, que antes tampoco es que me emperifollara mucho, pero algo más si. Y ahora me estoy planteando cortarme la melena para no ir todo el día con pelos de loca o moño en ristre… en fin, como nos cambia la vida! jejejeje

    1. Lydia dice:

      Yo voy super cómoda con el pelo más corto, más rápido de secar de peinar y de todo, q el tiempo ahora es oro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info