Que pasa con las Doulas

BlogEmbarazoMaternidad9 comentarios

Esta pasada semana ha habido mucho revuelo con el tema de las Doulas, después de un informe del Consejo de Colegios de Enfermería en el que las critican duramente. Yo os voy a dar mi opinión sobre el tema…

Esta es una de las publicaciones sobre ese informe y sobre lo que hacen las doulas, de 20minutos.

Lo primero:

Qué es una doula

Según de Wikipedia: es una asistente sin titulación oficial que proporciona apoyo físico y emocional a las mujeres durante el embarazo, el parto y el posparto.

Según Laura Sola, doula y amiga: Es habitualmente una mujer (excepcionalmente hay hombres), que ya ha sido madrey se dedica a acompañar emocionalmente todos los periodos de la maternidad de la mujer, el embarazo (o la búsqueda de éste), el parto, el postparto, lactancia, crianza… No es alguien que deba tener conocimientos científicos, su labor es acompañar y quien alguna vez haya sido acompañado por una buena doula, sabrá lo valioso que es su trabajo. Cuando una mujer se convierte en mamá, el día a día pasa a ser una carrera de obstáculos, hacer la comida, darse una ducha, coger el teléfono, dormir la siesta y mi labor consiste en convertir esos días tan intensos y desbordados en momentos tranquilos y bajo control, donde  el papa cuide a la mama y el entorno para que así ésta pueda cuidar al bebe. Es como organizar un buen equipo. (podéis leer una entrevista que le hice aquí)

Vamos, que en ningún caso es gente que ya te diga que está titulada o que te va a realizar una operación ni una asistencia sanitaria, no?

Qué hacen las doulas

Acompañan. Creo que es la palabra que mejor define, acompañan y dan apoyo a las madres y futuras madres.

Son personas que te informan, que te ayudan a tomar decisiones sobre tu embarazo, parto, maternidad…y no decisiones del tipo «cómete la placenta». Que si te la quieres comer te la comerás diga lo que te diga la doula, la matrona o tu madre. Y si no te la quieres comer evidentemente eres mayorcita para decir que no, verdad?

El informe, por lo que dicen los medios dice que las doulas hacen cosas como: 

  • Fomentan el canibalismo (por lo de comerse la placenta)
  • Atienden partos (que yo sepa acompañan partos junto con personal sanitario – tanto si es en casas como en hospitales-, no dirigen ellas el parto)
  • Hacen un negocio lucrativo (porque cobran por la ayuda. Y quien no? Si lo hacen dentro de los términos legales pues correcto es)
  • Ponen en peligro la vida de la madre y del hijo ( ¿por darles la opción de tener un parto en casa no medicalizado? Anda que no habrán habido partos en la historia así, y aquí estamos!)
  • Se extralimitan en sus funciones (vale, esto puede ser, pero para eso habrá que escoger una buena doula, y tener criterio propio)

Mi opinión sobre las doulas

Como ya sabéis tengo una amiga que es doula (y además es enfermera y está ultimando la interinidad o como se diga, de matrona, vamos que es sanitaria también). Cuando oí la primera vez hablar de doulas, me pareció algo muy hippie... porque lo primero que oí era relacionado con el parto en casa, sin epidural, sin control médico… pero me informé, y vi que no era así.

Hace 50/100 años quien acompañaba a las mujeres embarazadas y parturientas? Pues una mujer de la familia con más hijos y experiencia, una vecina que también tuviera hijos y hubiera estado con otras mujeres, una mujer mayor con mucha experiencia… Vamos, que no era un médico, ginecólogo, enfermera, matrona o anestesista el/la que estaba allí. Se aprendía de generación en generación. Se paría tumbada, sentada, de pie… como la protagonista quisiera.

Hoy en día, vivimos más desarrollados y por lo tanto podemos mejorar todo esto, evitar dolor, controlar que todo vaya bien… pero no por eso tenemos que hacerlo así. Las doulas vienen a decirnos que nuestro cuerpo está hecho para esto, que confiemos, que seamos fuertes, pero no nos obligan a parir en casa o a evitar la epidural, ni a comernos la placenta!!!! Es un apoyo moral, y apoyan lo que la protagonista quiere.

En mi caso ya os conté que cuando Laura vino a ayudarme con la lactancia, en ningún momento me «obligó» a llevarla adelante, me dio pautas de como hacerlo, de como evitar el dolor, me dio confianza, escuchó mis problemas… pero también me habló de biberones, y eso me dio mucha confianza. Mientras, otra gente de mi entorno me decía que era una cabezota, que le diera un biberón, que no tenía leche, que así no… pero no se daban cuenta de que yo no quería ni necesitaba oír eso, necesitaba apoyo en mi decisión.

¿Parir en casa?

Pues yo no me atrevo, pero me encantaría parir en un entorno familiar, con libertad de movimientos, de beber y comer si lo quisiera… De recuperarme en mi casa, sin una compañera de habitación, con mi hija mayor cerca… Pero lo dicho, no me atrevo.

Valorar a las doulas

No sé porque les ha dado por criticar a las doulas. De hecho muchas matronas, tocólogos, ginecólogos o cualquier otro médico al que visitas durante el embarazo, parto y post parto, deberían aprender un poco de ellas. Cuantas veces habremos ido al médico y te habrá dicho lo que «tienes que hacer» sin pedirte opinión, sin saber como quieres llevar este proceso (ejemplo: cuando a mi el tocólogo en la primera visita del 2º embarazo me dijo: cuando nazca este bebe desde el primer día que duerma en su habitación propia…¿hola? haré lo que yo quiera , no?), sin tener empatía, tratándonos de locas «primerizas»…

Tras el parto en el hospital me encontré con personal sanitario que no tenía ni idea de lactancia por ejemplo (no sé si sería enfermera, auxiliar… matrona no creo desde luego), cuando intentó ponerme una tetina de biberón en el pezón como si fuera una pezonera. Por suerte mi matrona siempre me ha ayudado mucho, ha coincidido que los pediatras que pasaron por el pueblito los primeros meses también apoyaban la lactancia, pero aún así, necesité ayuda extra.

¿Y quién se topa con una matrona o un pediatra que no le apoya? Pues todo se va al traste!!

¿No se te estropea el ordenador y llamas al servicio técnico, y si no saben repararlo o no le dejan bien, no vas a otro a pedir otra opinión? Pues con este tema igual, si necesitas un refuerzo, otro tipo de ayuda… ahí están las doulas!!!!

 

En fin, espero que este tema no tenga mucho revuelo, porque hay mucha gente que solo lee la prensa y se cree lo que dicen sin informarse, contrastar… y se estarán llevando una imagen bastante diferida de las doulas.

Yo recomendaría saber donde tenéis una doula cerca, conocerla, por si os hace falta en algún momento tener una persona de confianza a la que consultar, en la que apoyarse…saber donde acudir. Y sobre todo, informarse, es esencial, no hay que dejarse llevar por lo que diga uno u otro a ciegas, sobre todo cuando todo el mundo cuando pares decide darte consejos y decir como hacer las cosas. Coge lo que te interese de cada opinión, o no cojas nada, a cada uno le funciona una cosa diferente!

Aquí dejo los post que escribí sobre mi experiencia con la ayuda de una doula y la entrevista que le hice después.

¡Espero vuestros comentarios! ¿Habéis recurrido a una doula? ¿Lo haríais? ¿Os habéis planteado un parto en casa?

9 comentarios en “Que pasa con las Doulas

  1. mamadem dice:

    Sinceramente, creo que con las doulas volvemos a lo de no fiarnos de nuestro propio instinto, a dejar que sean otros los que nos digan que tenemos que hacer. A lo mejor hay casos puntuales en los que te pueden ayudar, pero por ejemplo, en el programa de divinity «bebé a bordo» las dudas que resolvían eran de sentido común.
    Y lo del parto en casa…te dicen que es lo natural, que estamos preparadas para ello, que antes todas las mujeres parían así. Pero creo que también hay que decir que se morían muchísimas mujeres y bebés durante los partos. Nunca sabes si va a haber alguna complicación…
    Menudo testamento te dejo jeje

    1. Lydia dice:

      Aunque.ellas te Guíen en ese instinto, te ayudan a que no sea todo gráficas y estudios médicos que a veces te merman ese instinto y no te dan apoyo.moral, que es sobre todo lo q hacen las.Doulas.
      Ves, con lo de.parir en casa ya hay que tener más narices, habiendo toda la seguridad médica en un hospital X un lado es tontería parir en cada. Pero quien te dice q no te están meditando o haciendo o cesárea para q justo no se les pase el.turno de guardia.o porq tienen prisa? No sé… Es todo.muy incierto. Al final hay que confiar en lo que decidas. Y para mi fue esencial en mi.lactancia el apoyo de la.doula, sin duda repetiré si lo necesito!

  2. María dice:

    Bueno, lo del parto en casa o en el hospital…
    Ambas opciones tienen sus ventajas y su inconvenientes.
    Parir en un hospital amplía las garantías de que, si hay alguna complicación, la puedan resolver con mayor celeridad. En cambio, a no ser que se trate de un hospital privado, la parturienta está en una habitación compartida en uno de los momentos más íntimos de su vida… no sé al resto, pero a mí me gustaría algo más de privacidad. Antes pensaba que ese deseo de privacidad durante el parto era una manía mía; después leer y escuchar a Michel Odent comprendí que todas las mamíferas buscan esa privacidad a la hora de parir. Además, los propios protocolos de los hospitales hacen caso omiso a las recomendaciones de la OMS y procurar un parto normal, es decir, los protocolos parecen estar pensados más para que los profesionales sanitarios se curen en salud de posibles futuras demandas que para garantizar el bienestar de madre y bebé: la monitorización ya es observación y priva de intimidad, por no decir que obliga a la parturienta a estar en posturas que igual no son las que les pide el cuerpo. Estas cosas pueden alargar o frenar la evolución normal del parto, lo que lleva a que la madre se canse y acaben por inyectarle oxitocina sintética que provoca contracciones más dolorosas y la madre acaba pidiendo la epidural porque no puede más. En un pis pas el kit completo.
    Por contra, en casa gozas de intimidad y de libertad de movimiento pero si se complica la cosa, por mucho que hayas contratado un servicio privado con matrona y/o obstetra, estás más lejos de donde te lo puedan solucionar (a no ser que vivas al lado del hospital). Por no hablar de descansar y recuperarte en tu casa, en tu cama, con tu baño… es otra cosa.
    Igual una solución intermedia pasaría por maternidades que tuvieran en cuenta ambos aspectos. Lugares donde las embarazadas acudieran a lo largo de toda la gestación para familiarizarse con ellos; habitaciones individuales y diferenciadas de las prototípicas de los hospitales que no hagan sentir a la parturienta como una enferma porque, de hecho, no lo está; con protocolos que recurran al intervencionismo sólo cuando sea necesario o si la madre lo pide para sentirse más segura; con cunas de colecho que favorezcan la lactancia…
    En fin, no sé, se podría intentar, no?
    Y en cuanto a las doulas, totalmente a favor de ellas. Es más, creo que si lo que le preocupa al Consejo de Enfermeros es la seguridad de madres y bebés, deberían unirse a las doulas (en vez de criticarlas) y exigir que el gobierno las reconozca como profesión no sanitaria y establezca una formación reglada y una definición de competencias, para evitar ese intrusismo del que habla y asegurarse de que no se ejerce una mala praxis

    1. Lydia dice:

      También creo que tendrían que trabajar conjuntamente, es lo que se demanda ahor! Gracias por tu.Opinión!

  3. judit dice:

    Pues yo estoy a favor de las doulas, me hubiese encantado tener una cerca en mi postparto. Al final hizo ese trabajo la matrona del grupo de lactancia, pero no es lo mismo. Tendrían que estar subvencionadas por la SS. Habrían menos depresiones postparto, son momentos en los que necesitas mucho apoyo y poca gente sabe dartelo, la mayoría se limita a quitarte al bebé de lis brazos.

  4. Uy yo que pensaba que había comentado ya este post! bueno, que no sé qué manía les ha entrado de ir en contra de las doulas, si no le hacen mal a nadie!! A mi también me encantaría parir en casa pero no me atrevo. Besazos!

  5. Yo pienso que la figura de las Doulas ha reaparecido por necesidad. Necesidad de que la futura madre esté acompañada en momentos que lo necesite y también para todas aquellas madres que han perdido a su bebé.
    Yo en cuanto a lo de parir en casa o en el hospital… No sé si tendría narices, pero me lo he planteado si me vuelvo a quedar embarazada.
    Tuve un embarazo casi perfecto y cuando estaba de 38 el médico me dijo que me iba a hacer una cesárea a la semana siguiente. Me hizo un tacto malísimo, nunca me había dolido, pero ese me dolió y ni siquiera me explicó nada. Me dijo que la niña venía grande. Le dije que quería parto vaginal y me dijo que no, porque me desgarraría entera.
    Dos días después me puse de parto, en un hospital privado. La matrona era neandertal y maleducada, me trató de mentirosa, me habló mal, me faltó al respeto. Aún recuerdo todo, absolutamente todo lo que me dijo y si os digo la verdad no quiero volver a ir a ese hospital. Por suerte mi parto fue de dos empujones, pero me llevé más de 15 puntos, externos e internos. Según el médico me desgarré entera. No había plan de parto. Ahí sigues las instrucciones. Llevaba tan bien el dolor que no quería epidural y no me dieron opción a no ponérmela. Algo que me dolió en el alma. Quería estar de pie con las contracciones y esa matrona prehistórica me tuvo tumbada en la camilla.
    Después, las enfermeras que quisieron enseñarme a dar el pecho, me enseñaron cosas contraproducentes. Y menos mal que me informé, menos mal que hablé con personas que sí saben de esto, que sí me ayudaron. Si no, toda mi lactancia se había ido al traste.
    Llegué a casa y me sentí sola y abandonada. Mi marido no pudo pedirse los 14 días y yo sola, todo el día con un bebé recién nacido, tardé 10 días en meterme en la ducha y casi entro en una depresión y no comí nada. De ahí que perdiera mucho peso.
    Así que sí, las Doulas son totalmente necesarias, porque ellas acompañan y las madres son las que deciden. Ellas no te obligan. Si quieres un parto en casa, pues en casa, si lo quieres en el hospital, pues en el hospital. En un sitio u en otro hay complicaciones, pues a veces, topas con personal sanitario que no te ayudan, si no todo lo contrario.
    Si vuelvo a quedarme embarazada, ya sé que Doula quiero.

    Saludos

    PD: Siento todo el rollo

  6. pequeboom dice:

    Cómo te entiendo!!! Yo tampoco me atrevo a parir en casa, me parece maravilloso pero me da cague, mucho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info