La cara B de tener un robot aspirador, si tienes hijos

Blog12 comentarios

El tema de la limpieza y orden en casa se vuelve un pelín complicado desde que tu casa pasa a ser de una pareja de adultos, a ser de una familia con bebés e hijos.

Intentamos las madres priorizar, porque ya sabéis que es imposible llegar a todo algunas veces y es mejor poner orden una cosa tras otra, y claro, si priorizamos, los hijos van primero. O al menos creo que van antes de ponerte a limpiar y ordenar. Al menos eso me pasa a mí, que estas con ellos y el tiempo pasa sin que te des cuenta, y sigues teniendo la casa sin barrer, los cacharros sin fregar…

Pero en busca de ayuda tecnológica y de gadgets, una madre piensa “uy, si tuviera ese robot aspirador para que me vaya limpiando el suelo, sería la bomba”.

Nosotros tenemos un robot aspirador desde antes de tener hijos, y os diré que lo usaba más antes de tener hijos que ahora. Sí, ya sabéis las virtudes de estos aparatos de limpieza, pero hoy os voy a contar los contras de tener un robot de limpieza cuando tienes hijos.

1.Los Robot aspiradores hacen ruido

Antes de ser madre ponías el robot, la música y listo. El ruido no era molestia. Cuando eres madre no quieres ni oír una mosca, ni el timbre… nada para que tu pequeño siga durmiendo. E incluso de mayores, hay niños que se divierten persiguiéndolo, y otros , como el mío, que se asusta de la ruidera.

Por lo tanto el Robot se queda apagado, y dejas de usar su programación automática diaria.

2.Los Robot no recogen chismes del suelo

Exacto, eso lo tienes que hacer tú (o tus hijos con el tiempo…), y con hijos a veces se queda algo por ahí, que puede ser el Robot lo arrastre hasta el infinito o se lo trague y se quede paralizado en medio de casa hasta que tu vuelvas y desatasques.

3.Los Robots no limpian alfombras

Con la llegada de los niños muchos ponemos alfombras para que sus ratos de juego en el suelo estén más calentitos y cómodos. Pero los robot no van por encima, de hecho a nosotros se nos atasca en el pelo de la alfombra, y se queda ahí el robot hasta que volvemos. Nos tenemos que acordar de doblar la alfombra cada vez, pero claro, si tienes programación automática significa que cada día hay que levantar la alfombra, y oye…que se nos olvida.

4.Los Robots asustan a las alarmas

Hay gente que es más miedosa y vive más tranquila con una alarma en casa, una alarma que detecta movimiento. Por lo que el robot no podrá ponerse a trabajar cuando la alarma esté puesta. Será cuando estés en casa, y por lo tanto haga ruido.

5.Los Robots tardan un rato en limpiar

Si tú coges la escoba, limpias en menos de 5 minutos la habitación elegida, pero el robot tarda más, va y viene, se choca, busca nuevo camino, se choca otra vez…

6. Los Robots se pierden por casa

Y a veces se quedan encerrados en una habitación hasta que la batería se le acaba. Así que cuando llegas a casa te toca buscarlo, ponerlo en su base a cargar, y limpiar lo que no ha podido limpiar.

7. Los Robots no llegan por todos los rincones

Por dos motivos, (los anteriores), recalculan su recorrido para poder ir por todo, pero claro, entre las patas de las sillas, de las tronas, de las mesas…hay veces que no hay espacio material para pasar. Y si dejas las puertas bloqueadas abiertas para que el robot no las cierre poco a poco, se deja de limpiar por detrás de la puerta. Evidentemente tampoco caben debajo del sofá.

La verdad que los robot aspiradores tienen ventajas, no os diré que no, pero con el tiempo vas viendo que no es como limpiar “de verdad”. Nosotros ahora que los niños ya van creciendo volvemos a usarlo más, pero claro, lo ponemos al salir de casa, con las tronas recogidas, sillas de la cocina sobre la mesa (como cuando recogen en los bares), previo reconocimiento de suelo libre de objetos, alfombra doblada, puertas abiertas… Y cuando volvemos cruzamos los dedos porque el robot haya vuelto a su base y esté cargando batería. Nos ha pasado varias veces de tenerlo que ir a buscar por casa sin saber donde está.

¿Qué os parecen estos Robots? ¿Tenéis uno? Ya me contaréis opiniones y experiencias rarunas con vuestros robots!

12 comentarios en “La cara B de tener un robot aspirador, si tienes hijos

  1. Lu dice:

    “Intentamos las madres priorizar”, “una madre piensa ojalá tuviera un robot…”, “antes de ser madre ponías el robot, la música y listo…”
    Soy la única cuya pareja se encarga de limpiar? o sigue siendo todo esto patrimonio de la madre? Lo siento, pero es que no puedo con este tema.

    1. Lydia dice:

      Aquí nos encargamos ambos. Pero la que escribe soy yo, y soy mujer y hablo de lo que yo pienso y vivo. Realmente en esta casa es mi marido quien se encarga del dichoso robot, de ponerlo dejar recogido todo.

    2. CAROLINA dice:

      En mi caso cuando eramos pareja limpiábamos los dos por igual.
      Ahora que somos familia, yo limpio todo y mi marido se encarga más de los niños y de las comidas.
      Según nuestros horarios de trabajo hemos tenido que repartir así las tareas.

      1. Lydia dice:

        Claro, cada uno se organiza como mejor se apañen!

  2. CAROLINA dice:

    Yo antes utilizaba muchísimo la roomba, como dices, estaba programaba y me olvidaba de ella.
    Ahora con dos niños… la cosa cambia. Pero igualmente la sigo utilizando, lo que pasa que ya no la programo nunca, ahora como tengo que recoger los cuartos antes de ponerla, cada vez que recojo un cuarto la pongo ahí y yo sigo con otra cosa.
    El ruido no me molesta y a mis hijos les encanta el aparato con que a veces tengo que esconderla para que no jueguen a encenderla y apagarla..

    1. Lydia dice:

      Mi pequeño cada vez se asusta menos pero no le acaba de convencer para nada jaja aunque a veces se dedican a darle al botón y salir corriendo (está en el salón) besos!

  3. Vaya, yo que justo anoche decidí comprar uno el mes que viene y ahora me haces dudar… gracias por la cara b 😉

    1. Lydia dice:

      Jaja a ver yo os lo cuento con humor pero realmente yo he dejado de usarla. Conforme se hacen mayores la uso más, prefiero hacerlo rápidamente a mano muchas veces. Ya me contarás qué tal!

  4. Carina dice:

    Hola! primero, darte la enhorabuena por este maravilloso blog. Lo descubri cuando me quedé embarazada de mi peque…ahora tiene 3 meses y medio y sigo leyéndote. Me parece muy interesante todo lo que vas contando. Respecto al robot, nosotros tambien tenemos uno en casa y la verdad, como bien dices, le sacábamos más utilidad antes de tener a nuestro hijo que ahora. Con el niño y la acumulación de cosas, se hace más costoso ponerlo en marcha y al final termino siempre con la mopa entre manos. Supongo que más adelante volveremos a usarlo. un saludo

    1. Lydia dice:

      Hola! yo creo que también, que volveré a usarlo, pero la verdad que ahora voy a lo rápido, escobazo y listo! besos y gracias por pasarte a comentar!

  5. Lorena dice:

    Nosotros la compramos el año pasado y para nosotros ha sido más ventajosa que problemática. Con la niña en casa no la pongo… pero teniendo en cuenta que hace el ciclo en unos 60min… según te vas de cada la dejas funcionando y ya está. Las alfombras n nuestro caso al ser de pelo corto las pasa genial y si no es la perfección pero la mopa ya no existe nada más que una vez al mes . Luego es organizarse… mi casa al ser pequeña no se tarda en recoger…. la zona de juegos no se pasa con el robot nada más que una vez a la semana…. yo pienso que es buscar un equilibrio de resultados, elección de momento de ponerla y expectativas…..

  6. Todos esos contras son ciertos pero a mí me da igual que tarde una hora en reorientarse por la casa con tal de no tener que sacar la escoba yo. Y ojo ¡lo que entretiene a los niños! Creo que es lo que ha motivado realmente a mi churumbelito a gatear.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info