Nuestro viaje a Venecia con niños pequeños (parte I)

BlogMaternidadViajarVídeo0 comentarios

En Junio viajamos a Venecia con los niños, un destino que más parece un destino de parejas, pero que como cualquier otro, puede ser un buen destino para visitar en familia.

El motivo principal de viajar a Venecia con los niñosfue que empezaron los vuelos directos desde Zaragoza a Venecia, y no queríamos desaprovechar la oportunidad. Habíamos estado dos veces más en Italia, en Pisa y Roma, y en Milán y Bérgamo, y las ciudades Italianas nunca defraudan.

Os dejamos el vlog de los dos primeros días en Venecia con niños y el primer vuelo de los niños. Más abajo tenéis más ampliada la info de donde estuvimos.

¿Qué visitar en Venecia con niños?

Pues prácticamente lo mismo que con adultos, pero a otro ritmo.

Venecia es una ciudad de recorrerla a pie y encontrar rincones que no aparecen en las guías, una ciudad de verla a pie y disfrutarla poco a poco.

Como os comenté en un post anterior sobre porqué viajar a Venecia con niños, estos son los lugares imprescindibles que tenéis que ver si visitais Venecia:

  • Plaza de San Marcos. Basílica de San Marcos (entradas online previamente). Campanario (entradas adulto 8eur)
  • Puente Rialto y mercado de Rialto
  • Puente de los suspiros, puente de los 3 arcos, puente de la Academia.
  • Palacio Ducal (19 eur adulto)
  • Guggenheim (15 eur entrada, hay domingos con actividades para niños, tengo que investigar más)
  • Museo del vidrio
  • Basílica de Sta María della Salute
  • Museo ciencias naturales
  • Villa PIsani
  • Parque de la Rimembrance
  • Guetto Judío Cannaregio
  • Museo Galería de la Academia
  • Scala Contarini del Bovolo (7eur)
  • Buenas vistas: campanario San Marcos, campanario Basílica Sant Giorgio, Puente de la Academia
  • Cerca de Venecia: playa del Lido, Burano, Murano.

De todos estos no fuimos a todos. Ni entramos a todos los que se podían ver por dentro.

Día 1 Vuelo a Venecia

La espera en el aeropuerto se pasó rápida. Al ser un aeropuerto pequeño apuramos la siesta en el coche de los niños y entramos justitos a la hora. A la hora de pasar el control de seguridad no había casi fila. Si vais con bebés en el aeropuerto de Zaragoza tienen parques/cuna donde poderlos dejar mientras pasas tú el control y recoges los bártulos. Muy bien para los adultos que viajan solos con hijos pequeños. También en la zona de embarque había una zona infantil pequeña con algunos cuentos.

Los menores de 5 años tienen prioridad de embarque, una maravilla. Íbamos con carrito ligero, que entregamos a las puertas del avión al personal.

El vuelo coincidía justo con la hora de la cena, y no hay problema en subir comida al avión (bebida si la habéis comprado en el aeropuerto tampoco). Así que nos llevamos un buen tupper con la cena para los niños (y para mí que ya estaba en fase de comer cada pocas horas para no caerme redonda, cosas tipicas del primer trimestre del embarazo).

Al llegar a Venecia eran las 22 y pico, y teníamos varias opciones para llegar al alojamiento desde el aeropuerto de Marco Polo: ir en bus directo, en bus con paradas o con Vaporetto. Vimos máquinas donde poder sacar el billete de bus, y cogimos el directo, en 20 minutos llegamos a Piazzale Roma, la estación a las puertas de Venecia de donde no pasan los vehículos con ruedas, y de ahí en vaporetto (7€ cada adulto, menores de 5 años no pagan) hasta nuestra parada. Nuestro apartamento estaba en el barrio Cannaregio cerca del gran canal, era este que podéis ver pinchando aquí, y nos estaba esperando el encargado en la parada del vaporetto al bajar.

Día 2 Rialto, San Marcos, Cannaregio

Venecia se divide en varios Barrios. Y de un lugar a otro se llega andando sin problemas, de hecho en vaporetto prácticamente se tarda en tiempo lo mismo en llegar a cualquier punto que andando. Lo que pasa que con niños a veces es mejor ir sentados en el vaporetto que andando.

Salimos de nuestro apartamento andando, sin carrito, pasamos por Rialto, llegamos a la Plaza San Marcos, Palacio Dúcal, Puente de los suspiros… y tras la caminata cogimos el vaporetto de vuelta al apartamento. Los niños estaban agotados, y eso que para ser principio de junio no hacía mucho calor y daba gusto estar de paseo.  No pudimos entrar a San Marcos, ni al campanario y al palacio Dúcal, únicamente vimos todo por fuera. Fue la zona con más aglomeración de gente sin duda.

Comimos y volvimos un rato a descansar al apartamento. Os recuerdo que entonces estaba embarazada de unas 7/8 semanas y empezaba a notar los típicos síntomas mareos, malas ganas, agotamiento…

Por la tarde decidimos conocer a fondo nuestro barrio Cannaregio y ver la puesta de sol. En esta ocasión cogimos el carrito, sí es un rollo subir y bajarlo en cada puente, pero mejor eso que cargar en brazos con el peque cuando se cansaba. Aún así el tema del carrito y los puentes no lo veo un impedimento para viajar a Venecia. Los niños estaban encantados de ver un lugar diferente.

De camino encontramos un parque infantil oculto entre unos edificios, que les dio un respiro a los niños. Pero ahí, como en el resto de Venecia con tanta humedad, hay que ir cuidado con los mosquitos, y no pudimos quedarnos tanto rato como hubieran querido estar. Hubiéramos acabado super picoteados.

Cenamos de maravilla unas pizzas, super super económicas en “Very good”, y realmente buenas. A la vuelta callejeamos mucho, y encontramos zonas con mucho ambiente de tapas, copas, salir de marcha… Cannaregio es un barrio ideal para alojarse, lejos de la multitud, más barato, no está lejos y hay mucho ambiente. Además cerca del apartamento teníamos 2 supermercados grandes, también había puestos callejeros de fruta o batidos de fruta, por lo que para llenar la nevera del apartamento y las meriendas de los niños, nos fue de maravilla tener todo tan a mano.

¡Os seguiré contando el resto del viaje en el siguiente post!

Podéis dejarnos preguntas o comentarios sobre el viaje, de verdad, no dejéis de viajar por ir con niños, se adaptan enseguida y disfrutan mucho de los viajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. OK | Más info